VUELTA A BURGOS

Evenepoel avisa: "He mejorado durante el parón"

La estrella belga del Deceuninck, una de las atracciones de la Vuelta a Burgos. Espera seguir con la racha de cinco triunfos en 2020 antes de la pandemia.

Evenepoel avisa: "He mejorado durante el parón"
DANI SANCHEZ DIARIO AS

Remco Evenepoel llegó ayer a Burgos a mediodía y a las pocas horas salió a rodar con sus compañeros. El belga de 20 años, el señalado como el gran campeón del futuro, no se quitó la mascarilla hasta que se subió a la bicicleta. “Confío en mi equipo y en la organización para competir seguro. Yo, por mi parte, voy a cumplir todas las normas. Ahora hace falta que la gente también las cumpla, porque hay veces en los que me da la sensación de que algunas personas se han olvidado, te piden una foto demasiado cerca, no respetan la distancia, y no podemos cometer ese error”, reveló en un encuentro con periodistas, entre ellos AS.

Siempre sonriente y atento, el joven líder del Deceuninck aseguró estar muy contento de volver a competir tras un parón por la pandemia que cortó la asombrosa progresión con la que comenzó 2020: en apenas 15 días de competición acumuló cinco triunfos en la Vuelta a San Juan argentina y la Volta al Algarve portuguesa. “Sé que aquí el nivel va a ser más alto, con algunos de los mejores escaladores del mundo, pero eso para mí es una ventaja”, comentó sobre el fantástico cartel de estrellas reunido en la cita burgalesa.

Sin embargo, Evenepoel asegura que el tiempo que ha pasado sin competir lo ha aprovechado: “He entrenado duro, pero también he cambiado aspectos como mi dieta. Siento que soy mejor que antes del parón, tanto en física como mentalmente”. Un plano, el psicológico, clave para un deportista tan joven que ya debe comportarse como un líder ante compañeros mucho más veteranos. Aunque aclara su punto de vista: “Sí que en carrera a veces me toca dictar cómo quiero que se corra, pero es algo que se queda en la carretera. Cuando me bajo de la bici no pretendo ser más que ninguno de ellos”.

Un rol que deberá asumir en el próximo Giro de Italia, la primera grande de su aún corta carrera, pero rechaza que ya se le pueda colocar entre los máximos favoritos: “Me defiendo en la montaña y lo hago bien en la contrarreloj, pero no sé cómo voy a reaccionar cuando llevemos dos semanas de carrera”. Por eso, se toma como un orgullo que ciclistas como Nibali le señalen como la posible sorpresa de la ronda: “Es un honor que un ciclista de su palmarés me tenga en cuenta para el Giro. Me lo tomo como una motivación”.