VUELTA A ESPAÑA

Carapaz y la defensa del rojo

Richard Carapaz afronta como líder una segunda semana clave: “Creo que he demostrado que soy un buen corredor de fondo para carreras de tres semanas", cuenta.

Carapaz y la defensa del rojo
JESUS RUBIO DIARIO AS

Richard Carapaz y el Ineos vivieron una relajada y alegre jornada de descanso en la Vuelta. “El domingo se ganó con Tao Geoghegan el Giro y me coloqué como líder de la Vuelta, fue un día muy feliz”, reconoce el ecuatoriano con una sonrisa. El de Carchi tiene motivos. Sabía que las seis primeras etapas de la ronda iban a provocar la primera criba y su trabajo previo en Andorra fue dirigido a llegar en un gran momento al tramo inicial de carrera. “Era muy importante no perder tiempo y lo logramos. Si miramos la clasificación, vemos que ya a partir del sexto están a minuto y medio o más”, analiza.

Carapaz, tras un año en el que las decisiones de la formación británica no le han permitido disputar una grande como líder hasta esta Vuelta, sabe que a sus 27 años está ante una gran oportunidad de conquistar su segunda grande, la primera tras su fichaje por el Ineos: “Creo que he demostrado que soy un buen corredor de fondo para carreras de tres semanas. Gané una y ahora lidero otra. Lo quiero disfrutar porque es el fruto al trabajo de muchos años. Tengo un equipo fuerte que cree en mí y lo voy a dar todo”, afirma con tranquilidad.

Una carrera de la que, como el resto del pelotón, destaca su dureza climatológica: “Es un factor determinante, ya lo comprobamos en Formigal. Estamos en Logroño en un día de sol y puede que haga diez grados. Son días muy duros y los que llegan van a ser más”. Aunque habla de sus opciones con convencimiento, cuando echa una ojeada al libro de ruta comienza la cautela. “Esta semana volverá a demostrar quién puede pelear por esta Vuelta. La etapa de hoy, la de Moncalvillo... ya son etapas muy duras, y el fin de semana en Asturias, con La Farrapona y el Angliru, va a ser unos de los momentos más importantes de la carrera”.

Y más cuando sus rivales son algunos de los mejores ciclistas del pelotón: “Todos van a querer jugar sus bazas. Aunque ya se ha hecho la primera selección en la general, estamos cuatro corredores en 30 segundos”, comenta sobre la cercanía de Carthy (a 18”), Martin (a 20”) y Roglic (a 30”)... sin descartar a un Enric Mas a poco más de un minuto (1:07). Para controlarles, será clave lo que pueda aportar su equipo, con un Amador muy fuerte con el que tiene “una gran amistad” y un Froome del que aprende “cada día porque es un gran profesional dentro y fuera del pelotón”. Todo suma para su gran objetivo, ese que repite desde el primer día: “Sólo pienso en defender este maillot rojo hasta el último día en Madrid”. Carapaz comienza su defensa del rojo.

Los PCR dictan si la burbuja ha funcionado

Antes de que se tome la salida hoy de la séptima etapa, la organización hará publicos los resultados de los test PCR que se han realizado durante la jornada de descanso. Los positivos serán automáticamente aislados y, si se dan entre corredores, determinarán su exclusión de carrera. Si son dos ciclistas del mismo equipo conllevaría la retirada de la formación al completo. Los corredores se han mantenido aislados, los protocolos han sido estrictos y se ha restringido el acceso al público a las cimas. Hoy se sabrá si ha funcionado.