PORTLAND TRAIL BLAZERS

Se agota el tiempo en Portland: Lillard medita pedir el traspaso

El periodista Henry Abott (True Hoop), apelando a fuentes cercanas al jugador, afirma que el base planea dar el paso definitivo para salir de la franquicia.

Se agota el tiempo en Portland: Lillard medita pedir el traspaso
Ethan Miller AFP

Lo que, simplemente, podía parecer un aviso, una advertencia para virar el rumbo de la franquicia, cada vez se acerca más a la realidad. Según el periodista Henry Abott, de True Hoop, Damian Lillard estaría meditando, seriamente, pedir su traspaso. "Una fuente cercana al jugador asegura que en los próximos días planea solicitar un intercambio", escribe. Un cambio de paradigma total que, con el paso de las semanas, cada vez parece más cerca de consumarse. Desde que, en 2012, Portland Trail Blazers eligiera al base en la sexta posición del Draft, su futuro siempre se había unido al de la franquicia. Principalmente, a través de declaraciones suyas. Su intención, reiterada en multitud de ocasiones, era la de convertirse en un One Club Man, un jugador franquicia eterno para Oregón. Su preferencia baloncestística, pues, era alcanzar la gloria con los Blazers. Una que se resiste. La caída en los presentes playoffs frente a Denver Nuggets, en primera ronda, y la controversia generada alrededor de la llegada de Chauncey Billups como entrenador jefe podrían haber agotado su paciencia.

Los rumores, sin ir más lejos, empezaron el día siguiente a la eliminación. "¿Hasta cuándo?", se preguntaba Lillard en su cuenta de Instagram. Un enunciado críptico, pero fácil de leer entre líneas. Jabari Young, de NBC Sports, fue el primer periodista en aportar información al respecto. Según el mismo, el jugador estaba pendiente de los movimientos a realizar por los Blazers para decidir su futuro más inmediato, apoyándose, como Abott, en una persona muy cercana al entorno del base. Después, aterrizaría Billups. En principio, un movimiento para acercar la continuidad de Lillard; pero que, con el tiempo, se ha vuelto en contra de Portland. El técnico, junto a Jason Kidd, ya en Dallas Mavericks, era la opción favorita de Lillard para ocupar el cargo tras la salida de Terry Stotts. Su llegada, sin embargo, provocó una ola repentina de críticas, por parte de la afición, hacia el jugador. Tanto por su poder en la decisión como por el historial de Billups, acusado de abuso sexual en 1997. Esto último, algo desconocido por Damian, según él mismo. Chris Haynes, mientras, periodista muy cercano al base, en una columna publicada en Yahoo Sports, seguía reflejando la tensión.

Desde entonces, el número de franquicias que han aparecido como interesadas en los servicios del jugador no ha cesado en su incremento. Anthony Slater, recientemente, advertía del interés de Golden State Warriors. "¿Se meterían en la pelea los Warriors? Sí. Habría esa llamada. Ya han discutido la idea internamente, como estoy seguro que muchos 'contenders' han hecho, al ver el humo que se generaba en Portland", escribía el periodista, muy cercano al equipo californiano, en The Atheltic. Junto a los Warriors, Slater, en una amplia lista, mencionaba a New York Knicks, Toronto Raptors y Philadelphia 76ers. En el caso de la franquicia de la Gran Manzana, un rumor ya anticipado por Marc Berman hace justamente un mes. El periodista del New York Post, por su parte, añadía a Miami Heat y Los Angeles Clippers. Stephen A. Smith, en el programa First Take de la ESPN, por aquel entonces, aumentó la cifra a "seis o siete" equipos interesados. Un terremoto que, de producirse, y sea donde sea, cambiaría por completo las fuerzas de la competición norteamericana. 

Actualmente, Lillard se encuentra concentrado con la selección de Estados Unidos, azotada por los contratiempos, pero con la mirada puesta en conseguir el oro en Tokio. Damian, a quien le quedan cuatro temporadas de contrato, deberá afrontar la cita olímpica al mismo tiempo que decide su futuro particular. Este año, se ha embolsado 31 millones de dólares, una cifra que irá en aumento hasta los 54 de 2025, fruto de la extensión firmada en 2019. Los Blazers llevan ocho cursos seguidos alcanzando los playoffs, todos con Lillard, que lleva nueve en la ciudad, pero en ninguno de ellos han conseguido plantarse en la Finales. En este tiempo, el duelo con Golden State Warriors, en 2019, por decidir el campeón del Oeste ha sido su máximo logro, dejando claro el escalón del equipo: en cinco de las campañas, la franquicia ha caído en la primera ronda de la fase final. "No hemos ganado un campeonato, así que, obviamente, nuestro punto actual no es suficientemente bueno", declaraba Lillard tras la eliminación a manos de los Nuggets. En dicha serie, el base firmaba 55 puntos y 12 triples, el récord absoluto en una fase final, en un quinto partido que terminaba en derrota. Según Henry Abott, podría haber sido la última heroicidad de Damian en Portland.