NBA

Los Pelicans están "enseñando a caminar y correr" a Zion Williamson

El número 1 del draft todavía no ha debutado en esta temporada. Los Pelicans están alterando su cadena cinética para cuidar la relación de sus músculos y articulaciones.

Los Pelicans están "enseñando a caminar y correr" a Zion Williamson
Isaiah J. Downing USA TODAY Sports

Los Pelicans ganaron en Navidad, una fecha del calendario muy señalada en la que se habían colado, como en la jornada inaugural de la temporada, por el enorme hype que rodea a Zion Williamson, seguramente el número 1 de draft más esperado en la NBA desde LeBron James. Pero después de maravillar en sus primeros partidos de pretemporada, Zion se perdió el último por unas molestias de rodilla... que todavía no le han permitido hacer su debut oficial con los Pelicans, un equipo que ha jugado 32 partidos, todos sin su nueva estrella, y que solo ha ganado nueve, y eso gracias a una racha de tres victorias sobre cuatro posibles tras enlazar trece derrotas consecutivas. En la jornada del 25-D, los de Gentry evidenciaron su subida de nivel con un gran triunfo en Denver, ante unos Nuggets que son segundos del Oeste y llevaban siete victorias seguidas.

Zion vio el partido desde el banquillo, vestido de calle. Una imagen ya habitual para un jugador que hace tiempo que dejó atrás los plazos de recuperación fijados en un primer momento, según los que debería estar ya jugando. No solo no lo ha hecho, sino que no hay fechas claras para su regreso. Los Pelicans quieren que haga algunos entrenamientos completos antes de que se estrene en la NBA, y esos no llegarán en ningún caso antes de Año Nuevo. Zion todavía no ha hecho pruebas en tres contra tres ni cinco contra cinco, el paso previo a cualquier posibilidad de reaparición en las canchas. Después de las sesiones de tiro, eso sí, se queda en tandas de entre sesenta y noventa minutos en las que trabaja solo con algunos preparadores de los Pelicans, con los que ensaya situaciones de juego y realiza carreras por la pista. Según Jorge Sedano, de ESPN, estas pruebas son la principal razón de que el regreso de Zion se esté retrasando.

Los Pelicans no están tratando esta situación como una recuperación normal, que seguramente ya habría permitido jugar a Zion, sino que están aprovechando para cambiar totalmente la forma de moverse de un jugador, hay que recordarlo, de casi 130 kilos y menos de dos metros de altura, un perfil físico nunca visto en la NBA y un interior con una mezcla de potencia y elasticidad que hace que sus rodillas absorban mucha carga en cada partido. La franquicia de Louisiana estaría, literalmente, "volviendo a enseñar a andar y correr de nuevo a Zion Williamson", según este periodista, que asegura que el jugador, que todavía tiene 19 años (no cumple 20 hasta julio) está cambiando totalmente la cadena cinética de sus movimientos para reajustar la relación de sus músculos con las articulaciones. Los Warriors hicieron algo parecido con Stephen Curry y sus constantes lesiones de tobillo en los primeros años de carrera del base, que después fue dos veces MVP y tres campeón con la franquicia de la Bahía. Habrá que ver si, también en el caso de Zion, la paciencia tiene premio para su equipo. Sería una noticia excelente para los Pelicans... y para todos los aficionados al baloncesto.