GOLDEN STATE WARRIORS

Thompson quiere seguir pero no perdonará dinero a los Warriors

Klay Thompson ante Lance Stephenson en un duelo entre Warriors y Lakers

Ethan Miller

AFP

Según Mark Medina (The Mercury News), el escolta pedirá renovar por el máximo, y en esa decisión no influye el hecho de que Kevin Durant siga o no.

El verano que se aproxima para los Warriors apunta a ser movido. Ya no solo por el cambio el Oracle Arena de Oakland por el Chase Center de San Francisco, sino por el hecho de que dos de sus estrellas se convertirán en agentes libres a partir del 1 de julio.

Se trata de Kevin Durant y Klay Thompson. El primero de ellos no ha hecho ningún tipo de declaración tras sus dos últimos partidos: la derrota ante Sixers del jueves y la victoria ante Lakers del domingo. Lo más curioso de todo esto es que las fechas han coincidido con el intercambio multitudinario entre Knicks y Mavericks, el cual ha dejado en un importante espacio salarial en la franquicia de la Gran Manzana para firmar a dos futuras estrellas, entre las cuales sonaban Kyrie Irving y él.

Tal y como ha reconocido Durant en varias ocasiones, para el próximo curso buscará percibir un sueldo acorde a su estatus: “He visto a otros firmar contratos muy grandes y ya me lo merezco yo también”. La otra cara de la moneda es Klay Thompson. El escolta será el otro jugador que buscará mejorar su contrato y, de convertirse en agente libre, sería una de las piezas más codiciadas del mercado.

Uno de sus pretendientes son los Lakers. “Queremos a Thompson”, cantaban muchos de los aficionados de la franquicia púrpura y dorada mientras se disponía a lanzar unos tiros libres en el Staples el pasado domingo. Y seguramente el bloque angelino no sea el único de sus pretendientes, pero el jugador reconoció en una entrevista con Mark Medina de The Mercury News que todo eso no afecta al vestuario. “No creo que nos afecte porque no muchos equipos confían en tener una oportunidad para ganar un título de NBA. Nosotros sí somos uno de esos equipos. Creo que es lo único que está en nuestras mentes”, zanjó Thompson.

A pesar de su próxima expiración de contrato, Klay mantiene firme su deseo de renovar con la franquicia de la Bahía. Ya mostró su postura el pasado verano y la sigue manteniendo a día de hoy, pero no a cualquier precio.

El escolta quiere percibir un contrato máximo y existen varias razones por las cuales lo puede firmar. Thompson fue fundamental en los tres anillos que consiguieron los Warriors y acepta su rol en el equipo, sin tener la necesidad de acaparar protagonismo al lado de jugadores como Stephen Curry o el propio Durant, algo muy complicado de encontrar.

El caso es que si Thompson aceptara reducirse el sueldo, a los Warriors solo le afectaría para reducir su impuesto de lujo y ni por esas podrían traer a un nuevo jugador. Todo esto tanto si se va Durant como si no. Si la situación permitiera traer a otro jugador a lo mejor la historia sería otra, pero la realidad es esta y el jugador tiene claro que con este panorama no perdonará dinero al equipo.