GASTRONOMÍA

¿Dónde se puede comer la mejor ensaladilla rusa de España y cuál es su secreto?

Daniel Moreno, del restaurante Tragatá de Benito Gómez en Ronda (Málaga), se lleva el IV Campeonato Nacional de Ensaladilla Rusa-San Miguel desvelado este martes en Gastronomika.

Actualizado a
La mejor ensaladilla de España.

Aunque es posible que de rusa solo tenga el nombre, se trata de una de esas recetas más socorridas de la gastronomía española que nunca defrauda. No está nada clara su procedencia ni el por qué del nombre que recibe, pero lo cierto es que es indiferente. Lo importante es que es un plato redondo y accesible cuya mejor versión hay que buscarla en Andalucía.

Y es que, Daniel Moreno, del restaurante Tragatá de Benito Gómez en Ronda, Málaga, se ha alzado con el IV Campeonato Nacional de Ensaladilla Rusa-San Miguel desvelado en el marco del prestigioso congreso San Sebastián Gastronomika, que en esta edición ha homenajeado especialmente la cocina de nuestra vecina Francia.

En cualquier caso, la ensaladilla de Tragatá se ha impuesto a las propuestas de sus nueve contrincantes: Lú Cocina y Alma (Jerez), Hevia (Madrid), Bar Donald (Sevilla), Kapadokia (San Sebastián), Bar Yeti (Barcelona), Tapas 2.0 (Salamanca), Bar Verónicas (Murcia), Baster (Bilbao) y Casa Rafa (Madrid).

El título no sale de Málaga porque Tragatá coge el testigo de Chinchín Puerto (Caleta de Vélez, Málaga), ganador del concurso en la anterior edición, y de Candado Golf (Málaga), que se llevó el título en 2019, confirmando así que por tierras malacitanas existe un vínculo especial con la receta y un saber hacer casi inigualable.

El jurado, compuesto por chefs y críticos gastronómicos como Martin Berasategui, José Carlos Capel, Mikel Ubarretxen, Belén Abad (chef de Chinchín Puerto), Julia Pérez, Carlos Maribona, Luis Enriquez o Alejandra Sumassi, no ha tenido ninguna duda a la hora de seleccionar la propuesta de Daniel Moreno.

El secreto de la receta

Y si alguien se pregunta el secreto de la propuesta ganadora, Benito Gómez ha confesado a Efe que no es otro que poner a la mayonesa "una punta de mostaza y un poco de pimienta negra" y marinar un par de minutos las lascas de ventresca que coronan la elaboración en una emulsión de jugo de piparras y aceite del atún. "Siempre había echado de menos en la ensaladilla rusa el picante, así que esta es la que me gusta a mí", zanja.

Normas

Para poder comentar debes estar registrado y haber iniciado sesión. ¿Olvidaste la contraseña?