GASTRONOMÍA

Salitre, el nuevo 'place to be' de Juan Bravo

La última apertura del Grupo Vespok 360º nos seduce con una excelente propuesta gastronómica basada en el producto.

Actualizado a

El Grupo Vespok 360º no conoce los límites y a pesar de la crítica situación de la hostelería, como consecuencia de la dramática pandemia, continúa su expansión. Tras el éxito de sus dos restaurantes, El Rincón de Vespok y Pólvora, y su discoteca Bardot, ahora nos sorprenden con la inauguración de un nuevo espacio en el local contiguo a Pólvora. Un novedoso concepto. Un maravilloso espacio. Una nueva iniciativa que ya está dando mucho que hablar. Salitre, la nueva apertura del Grupo Vespok 360º acaba de abrir sus puertas para seducirnos con una original y sencilla propuesta gastronómica que se basa exclusivamente en el producto. Una carta honesta, de calidad, a precios razonables. Una acertada propuesta gastronómica que nos tienta con atractivos bocados que resultan ideales para compartir.

Un novedoso restaurante que es fiel a su esencia

Con Salitre, el grupo sigue fiel a su esencia y no es de extrañar que lo primero que nos llame la atención sea su exquisito interiorismo. Un maravilloso espacio, acogedor, amplio y sofisticado donde resulta fácil disfrutar de esos pequeños momentos que tanto ansiamos en esta época tan atípica.

Imagen del interior de Salitre.
Ampliar
Imagen del interior de Salitre.fenixvisual

Una agradable música de ambiente. Un servicio ejemplar. Una carta estudiada en la que absolutamente todo nos resulta tentador. Salitre busca el disfrute del comensal. Exprimir los buenos momentos. Alargar las sobremesas. Masticar el tiempo sosegadamente para terminar disfrutando de las animadas sesiones de DJ.

Salitre arranca fuerte. Mucho más que estética. Un estudiado proyecto, en el que han cuidado al milímetro cada detalle logrando un resultado que a pesar de su corta vida apunte maneras.

En nuestra primera incursión en Salitre estuvimos asesorados por el simpatiquísimo maître Manuel Caballero, que nos asesoró amablemente guiándonos por los apetecibles recovecos de la carta de Salitre. Tras una breve ojeada a la apetecible propuesta, nos lanzamos a probar el fabuloso jamón ibérico de Bellota de la marca Berídico.

En Salitre, el momento del jamón adquiere una nueva dimensión, convirtiéndose en todo un ritual, que pasa por conocer los distintos cortes con sus diferentes matices. Un espectáculo digno de ver y comer, que vino de la mano del encantador Javier Moreno, cortador profesional del Grupo Emilio. Un experto en la materia que nos explicó cada parte del jamón, y el orden en que las debíamos tomar para apreciar su sabor en todo su esplendor. Y de este modo, saboreamos un excepcional jamón ibérico de Extremadura cortado a cuchillo al estilo “GO” 27 bellota selección. Un pequeño gran placer que nos llevó a probar unos extraordinarios berberechos de la ría, ya que otro de los puntos fuertes de Salitre es el laterío.

Continuamos con una fantástica tosta de anchoa sobre pan brioche untado con una deliciosa mantequilla ahumada, que nos cautivó antes de pasar a saborear la magnífica cecina de picaña de vaca, que compartió protagonismo con una recomendable tabla de ahumados. Una selección compuesta por pastrami, lengua y chicharrón, cortados finamente y que no tardaron en desaparecer de la vistosa tabla de madera.

Sin embargo, el plato estrella llegó a continuación. Una excepcional tortilla de txangurro que preparan con meloso de patatas y txangurro al horno, que entra en primer lugar por los ojos con su vistosa presentación en el propio caparazón del txangurro, para poco después conquistar nuestras papilas gustativas. Un plato que nos resultó verdaderamente brutal.

Ampliar
fenixvisual

No podíamos dejar de probar las empanadas de Salitre, otro de sus puntos fuertes.Todas ellas muy ricas. De ternera, zamburiñas y atún con tomate, nos resultó difícil decir cuál de ellas nos gustó más.

Haciendo verdaderos esfuerzos, pasamos al momento del postre y finalmente optamos por probar el original helado de pistacho y almendras que sirven en su propio envase. Una idea original, divertida y curiosa que esconde en su interior un fantástico helado sumamente cremoso y artesano.

Salitre acaba de aterrizar en la madrileña calle de Juan Bravo para seducirnos con su precioso interiorismo y su cuidada carta, que es una magnífica oda al producto. Un restaurante que sin ninguna duda merece la pena conocer y que irremediablemente nos tienta a VOLVER.

Salitre

Dirección: Calle Juan Bravo, 25 Madrid - 28006

Teléfono: 919266988

Web: https://www.restaurantesalitremadrid.com/

Precio Medio: Entre 30€ y 35€

0 Comentarios

Normas

Para poder comentar debes estar registrado y haber iniciado sesión.¿Olvidaste la contraseña?