REDES SOCIALES

Khabane Lame, el tiktoker que tiene más de 114 millones de seguidores gracias a su silencio

Tiene 21 años y es la seguda persona más popular de la red social. Gana 200.000 'followers' al día y recibe el visto bueno por 'celebrities' como Will Smith.

Actualizado a

Muchos de los tiktokers actuales se hicieron virales durante los meses de confinamiento que vivimos en el mundo a causa de la pandemia del coronavirus. Y eso precisamente es lo que le ocurrió al joven senegalés de 21 años Khabane Lame, quien actualmente es la segunda persona con más seguidores de la red social con un total de 114,4 millones de seguidores. La única persona que le supera en TikTok es Charli D’Amelio, una adolescente de California que publica vídeos divertidos y de bailes.

Lame vive en Italia, país al que se mudó con sus padres desde Senegal cuando tenía un año. Antes del bloqueo por la COVID-19 acababa de perder su trabajo en una fábrica cerca de Turín. Durante los primeros días de confinamiento estuvo buscando trabajo desde casa junto a sus padres y sus tres hermanos y un día comenzó a subir vídeos a TikTok, sin saber lo que ocurriría después. Al principio se grababa bailando, viendo videojuegos o haciendo algún que otro clip cómico, pero más tarde comenzó a subir vídeos burlándose de los trucos de vida que otros enseñaban a través de las redes sociales. Simplemente seleccionaba parte del vídeo y reaccionaba a ellos encogiendo los hombros, con una mirada de exasperación y sin decir ni una sola palabra.

El por qué de sus vídeos

En una entrevista para CNN Lame ha explicado el por qué de sus vídeos sin palabras en TikTok: "Se me ocurrió la idea porque estaba viendo estos videos circulando y me gustó la idea de darle algo de simplicidad. El tipo de gesto vino por casualidad, pero el silencio no. Pensé en una manera de llegar a la mayor cantidad de gente posible. Y la mejor manera era no hablar”, confiesa.

Khabane Lame satiriza videos de personas que realizan trucos demasiado complicados respondiendo con una forma simplificada y más lógica de hacer la misma tarea. Por ejemplo, tiene un vídeo en el que pela un plátano con las manos en respuesta a otro de una persona cortando con cuidado un plátano con una cuchilla. En otro, reacciona a un video de una mujer pelando ruidosamente un pepino con los dientes usando un pelador de verduras para realizar la misma tarea. Después de su enfoque de sentido común para realizar una acción, Lame extiende los brazos con las palmas hacia arriba. A veces pone los ojos en blanco o niega con la cabeza.

Su simplicidad

"Tal vez porque mis expresiones faciales son divertidas y hacen reír a la gente, esta simplicidad hace reír a la gente y me encanta. Saben que soy yo quien resuelve los problemas, así que me etiquetan o me mencionan y me dicen, ‘Khaby', es tu turno, resuelve este problema porque te necesitamos’”, cuenta el protagonista. Sus publicaciones reciben incluso el visto bueno importantes ‘celebrities’, incluido su ídolo, el actor Will Smith, con quien espera lograr su sueño de la infancia y trabajar con él en un proyecto cinematográfico.

Lame gana un promedio de casi 200.000 seguidores al día y está a punto de convertirse en la persona más popular de TikTok, aunque eso a él no le importa, él no empezó a publicar vídeos para hacerse famoso: "No me importa si soy el primero, el segundo o el cuarto más popular en TikTok. Comencé a hacer videos porque quería hacer reír a la gente en ese período de confinamiento. Y sigo haciendo videos con los mismos ideales. Estoy feliz por mis logros, pero esas no son mis cosas principales”, ha señalado para CNN.

Acuerdos con grandes empresas

El joven de 21 años también tiene 47,8 millones de seguidores en Instagram, lo ha abierto las puertas a asociaciones con empresas internacionales, como Netflix, la empresa de comida italiana Barilla y la plataforma india de deportes de fantasía Dream11. Se negó a contar cuánto dinero gana con las asociaciones y dijo que su mayor compra desde que se hizo famoso ha sido un iPhone 12 para poder grabar mejores videos: ”No estoy comprando nada loco", confesó.

Sus padres están orgullosos de su éxito: ”Fue inesperado (para ellos) como para el resto del mundo. Así que entraron en la perspectiva (de que yo era famoso) bastante tarde. Y yo también. No te das cuenta de lo que te está pasando. No tenían una idea fija de lo que querían que me convirtiera cuando era niño; lo importante es que era feliz y tenía un buen trabajo”, concluye para CNN.

0 Comentarios

Normas

Para poder comentar debes estar registrado y haber iniciado sesión.¿Olvidaste la contraseña?