CINE

Sharon Stone denuncia que un cirujano le aumentó el pecho sin su consentimiento

La actriz recordó que en 2001 fue sometida a una operación para extirpar unos tumores benignos y al despertar se encontró con la sorpresa.

Sharon Stone denuncia que un cirujano le aumentó el pecho sin su consentimiento
Instagram

Sharon Stone vivió una de las experiencias más duras de su vida en 2001 cuando fue sometida a una intervención para extirpar una serie de tumores benignos. Hasta este punto todo parece normal e incluso habitual en el día a día de un hospital, pero la sorpresa para ella llegó cuando despertó de la anestesia y descubrió que tenía los "pechos más grandes" de lo que ella recordaba, y es que el cirujano había decidido por su cuenta ponerle unos implantes en los senos para conseguir un aumento de la talla.

"Cuando me quitaron la venda descubrí que tenía unos pechos más grandes que antes, que según el médico pegaban más con el tamaño de mis caderas", desveló la actriz de 'Instinto básico' en una conversación con el periódico The Times. "Había cambiado mi cuerpo sin mi conocimiento ni mi consentimiento... Pensó que me vería mejor con unos pechos más grandes y 'mejores'", continuó detallando.

Sin embargo, no ha sido el único recuerdo que ha causado revuelo en las redes sociales. Stone, que ese mismo año 2001 sufrió un derrame cerebral, aseguró que recibió en el hospital la visita de su abuela: "Una noche me desperté con mi abuela Lela de pie a los pies de mi cama. Sé que suena razonable, pero es que mi abuela llevaba 30 años muerta", confesó. "Su aspecto era precioso, olía muy bien. Estaba de punta en blanco, con su traje y su sobrero favoritos. Me dijo: 'No sabemos realmente lo que te pasa, estamos trabajando en ello. Pero hagas lo que hagas, no muevas el cuello'. Luego se fue", recordó.

Engañada para no llevar ropa interior en un rodaje

Sharon Stone está haciendo múltiples confesiones en los últimos días, pero en una de ellas aseguró que fue engañada para no llevar ropa interior en el rodaje de una de sus películas: "Me pidieron que me quitara las bragas porque reflejaban la luz, pero me aseguraron que no se vería nada". Días después fue invitada a ver el resultado de la película y contemplo que sí se veía su zona íntima, por lo que su reacción fue abofetear al director Paul Verhoeven. Finalmente tuvo que ceder porque era "lo correcto para la película".