FAMILIA REAL

Eva Sannum habla de su final con Felipe VI: "Estoy muy contenta de no haberme convertido en reina"

La que fuera pareja del rey de España ha explicado por qué decidió terminar con la relación y se ha identificado con la situación que vivió Meghan Markle en Inglaterra.

Actualizado a
gente 44 Eva Sannum, en Oslo

La historia del príncipe Harry y Meghan Markle ha dado la vuelta por todo el mundo. Su última entrevista con Oprah Winfrey ha suscitado más de una polémica tras las duras declaraciones de la duquesa de Sussex sobre la familia real británica y la prensa inglesa. Una de las personas que ha entendido a la perfección la situación por la que pasó la mujer de Enrique de Inglaterra en su estancia como miembro activo del palacio de Buckingham ha sido Eva Sannum, la exnovia del rey Felipe VI de España.

En una entrevista para el diario noruego ‘Angeposten’, la que fuera modelo y expareja de Felipe VI ha contado sus vivencias mientras fue “un juego salvaje para los paparazzi” en España, y se ha sentido muy identificada con Meghan Markle. Ahora tiene una agencia de comunicación (agencia Sannum & Bergestueny) y no envidia para nada la vida que podría haber tenido al lado de la familia real española.

Una vida llena de limitaciones

“La gente probablemente piensa que sería una vida con yates y champán. Pero no se dan cuenta de que es muy agotador. Es una vida llena de limitaciones. Entiendo lo que dice Meghan. Me identifico con ella por entrar a formar parte de una familia tan especial viniendo de algo completamente diferente. Pero como muchos han señalado, tal vez Harry debería haberle informado sobre eso. A mí nunca nadie me dio un consejo sobre cómo comportarme”, ha explicado la noruega de 45 años para ‘Angeposten’.

Eva conoció al entonces Príncipe de Asturias por casualidad, cuando trabajaba de modelo, durante su estancia en Madrid en el año 1996. Para el diario noruego ha dado a entender que fue ella quien decidió acabar con la relación amorosa para escapar de las obligaciones de ser un miembro de la familia real española. Ella nunca habló de lo sucedido con la prensa, algo que Felipe VI sí hizo.

Su valiosa experiencia con la prensa

“Tengo una experiencia y una oportunidad de transmitir algo de lo que la gente de prensa y otros pueden aprender. Es una frase, pero es increíblemente importante para la democracia que tengamos medios controlados por el editor que funcionen. Vivimos en una época de caos de información y noticias falsas. Pero los medios de comunicación no funcionan si carecen de la confianza de la gente, y la confianza proviene de que los medios se comporten de manera adecuada y honesta”, señala.

“Llevo muchos años intentando no dar la impresión de que estoy usando esta vieja historia mía de España. Puede parecer un poco arrogante, pero no quiero que nadie piense que hablo de mi pasado con la prensa y el príncipe, o que doy una entrevista porque extraño ser el centro de atención”, añade.

No hablo con la prensa sobre la ruptura: “Tal vez fui un poco terca allí, quizás debería haber hecho una declaración. Porque dio la impresión de que me habían excluido de la Casa Real española. Y eso no es cierto. Cuando eliges no comentar nunca algo, como hice yo, muchas veces se establecen en la prensa algunas verdades que no corresponden a la realidad. Incluso si una declaración se repite con suficiente frecuencia no significa que sea cierta”, ha señalado.

Escribió un diario

“Escribí un diario sobre las persecuciones de la prensa hasta que Felipe me aconsejó que no lo hiciera porque tenía miedo de que me robaran los diarios”, cuenta Eva recordando la persecución a la pareja en aquella época: “Decidí desde el principio no mirar nunca a la cámara de los paparazzi, no quería que nadie pensara que agradecía que me fotografiaran. Por un tiempo, consideré usar la misma ropa todos los días”, añade.

“Todos los días pasaba lo mismo. Cuando salía de casa, ellos corrían detrás de mí como si fuera un animal raro en la sabana. Especialmente los periódicos españoles siempre encontraban algo sobre lo que escribir, podía ser sobre cómo era mi esmalte de uñas. O que estaba recién duchada con el pelo mojado", explica. 

"Quizás me volví más que profesional en todo mi comportamiento. Pensé que todo lo que hacía podía ser una portada de ‘Dagbladet' (periódico noruego), en un periódico o revista española. No me hurgaba la nariz y pensaba hasta en lo que tiraba a la basura. Volverse tan increíblemente consciente de sí mismo no es saludable”, cuenta para ‘Angeposten’.

Decidió acabar con la historia

Tras las vivencias con la prensa, se dio cuenta de que no podía ser ella misma si seguía con el entonces Príncipe de Asturias, por lo que decidió vivir su vida y dar por terminada la relación con la familia real española. Aún así, siguió perseguida por la prensa para que contará qué fue lo que ocurrió para que finalizasen el noviazgo: “Torgeir (su marido) está impresionantemente relajado con esa historia, lo cual es muy bueno. Estoy muy contenta de no haberme convertido en reina”, señala.

“Me ofrecieron alrededor de 30.000 euros por hablar, pero siempre había rechazado cualquier oferta hasta ahora. La motivación para que ahora comparta algunos detalles de mi experiencia con la familia real y la prensa es porque constituye la base de mi compromiso con la ética de la prensa y los medios”, concluye para ‘Angeposten’.

Un juego salvaje de los paparazzi

La opinión del medio noruego: “Eva Sannum podría ganarse la vida contando cómo fue ser la novia del príncipe Felipe durante cinco ajetreados años. Otros han hecho lucrativas carreras siendo el centro de atención después de romances reales mucho más cortos. Y no hubo escasez de ofertas, pero ella simplemente las rechazó. Eva Sannum fue una vez un juego salvaje para los paparazzi. Ahora quiere que la gente comprenda cómo funciona la prensa”, ha escrito el periódico noruego sobre la exmodelo en el extenso reportaje publicado en su revista dominical.

0 Comentarios

Normas

Para poder comentar debes estar registrado y haber iniciado sesión.¿Olvidaste la contraseña?