premier league

El otro frente de Bale en Reino Unido: arreglar los problemas con su familia política

El futbolista rompió con la familia de Emma Rhys-Jones por turbios asuntos de drogas, pornografía y fraude y no les invitó ni siquiera a su boda.

El otro frente de Bale en Reino Unido: arreglar los problemas con su familia política

Gareth Bale se ha despedido del Real Madrid para regresar al Tottenham tras siete temporadas en las que ha marcado más de 100 goles y ha conseguido 16 títulos. Vuelve al club en el que alcanzó el reconocimiento internacional y en el que fue feliz, pero en su regreso a Reino Unido tendrá que lidiar con los graves problemas familiares que supusieron una ruptura entre el futbolista y su familia política, especialmente con los padres y abuelos de su mujer, Emma Rhys-Jones, con la que ha sido padre de tres hijos.

El galés es un hombre tranquilo, celoso de su vida privada y que trata de no exponer a su familia en las redes sociales. Él es feliz con ellos, con cenas tempranas, con el golf y con una existencia tranquila que contrasta con la presión mediática que supone ser uno de los mejores futbolistas del mundo. Pero esta tranquilidad se ha visto salpicada en los últimos años por turbios asuntos de drogas, de fraude internacional e incluso de pornografía, y con todo eso es muy difícil de convivir.

Ver esta publicación en Instagram

📍Tottenham Hotspur Stadium

Una publicación compartida de Gareth Bale (@garethbale11) el

De hecho, el propio Bale se vio obligado a contratar seguridad durante las 24 horas del día para evitar posibles represalias contra ellos tras las amenazas vertidas por los enemigos de la familia de su esposa. Tal era su miedo que decidió romper con ellos e incluso impidió que estuvieran presentes en la boda que celebró el pasado año. Su suegro, Martin Rhys-Jones, y los abuelos de su mujer, que cuidaron de ella cuando era una niña, no estuvieron en la lista del evento.

Los problemas en la familia política de Gareth Bale

Estos últimos, John y Eva, de 83 y 88 años respectivamente, se vieron envueltos en una misteriosa guerra de drogas en 2016 cuando una maleta con más de 800.000 euros en cocaína y dinero en efectivo desapareció de su casa. En lo que supuestamente fue un ajuste de cuentas, su coche fue incendiado, además de otros dos de la tía de Emma, Annabella Williams.

Su hijo, que estuvo en busca y captura para la policía, terminó vertiendo gasolina en el buzón de otra tía de Emma, en este caso Jane Burns, porque su hija Epiphany Dring habría elegido el bando equivocado colaborando con un cartel de la droga de Oriente Medio. Epiphany, por su parte, también había aparecido en diversas webs de pornografía y ahora, tras un tiempo fuera, ha regresado a Gales. Además, también se las tuvo que ver con la justicia otro tío de la esposa de Bale, Graham McMurray, en su caso porque se hallaron 70.000 euros escondidos en la chimenea de su casa.

Pero sin duda, uno de los asuntos que más daño ha causado a la familia es el ingreso en prisión de Martin, el padre de Emma y por tanto suegro de Gareth. De hecho, la pareja iba a celebrar su boda hasta que se produjo la sentencia por un fraude de 2,4 millones de euros, lo que le mantuvo en prisión cuatro años. Cuando estaba listo para acudir a su boda el pasado año, discutió con su hija por la invitada que quería llevar: Alina Baranova, una florista rusa de 31 años con la que mantenía una relación. Para colmo, cuando nació el pequeño Axel publicó una foto del bebé en las redes sociales a pesar de que Bale y Emma querían mantenerlo en privado.

Ahora, el matrimonio podría poner fin a esta continua disputa aprovechando que estarán mucho más cerca unos de otros. "Los amo, a él, a Emma y a mis tres hermosos bisnietos", explicaba el abuelo John a The Sun. "Hubo algunas dificultades para nosotros como familia, pero eso es cosa del pasado. Hemos hablado de las cosas y estamos bien ahora", añadió. "No tengo ninguna duda de que será un éxito para el Tottenham, y Eva y yo estamos ansiosos por verlo a él y a Emma tan pronto como las reglas de covid lo permitan. Todavía tienen su casa al final de la carretera en el Valle de Glamorgan, así que estoy seguro de que volverán a Gales con regularidad", concluyó.