REAL MADRID

La vida de Gareth Bale en Madrid, al descubierto: así pasa sus días el galés

El futbolista no entra en los planes de Zinedine Zidane y pasa los partidos alternando banquillo y grada. Mientras, aprovecha al máximo su vida privada en la capital.

Gareth Bale vida Madrid lujo mansión la finca golf casa kaká millones coches deportivos

Hubo un tiempo no muy lejano en el que Gareth Bale protagonizaba noticias gracias a sus excelentes actuaciones en el terreno de juego. El galés acostumbraba a acompañar a Benzema y Cristiano Ronaldo en la delantera madridista y con ellos llegaron los títulos, aunque en los últimos tiempos han desaparecido tanto sus goles como sus buenas actuaciones; de hecho por no quedar no quedan ni apariciones del 11 merengue en el césped.

El galés hace tiempo que pasó a ser protagonista por su falta de implicación y puede decirse que tiene los dos pies fuera del Real Madrid, aunque para que se convierta en realidad tendremos que esperar un largo periodo de fichajes. Sin embargo, desde el medio británico The Sun se han fijado en cómo es su vida en la capital de España y cuál es la razón por la que Bale prefiere no moverse de Madrid sacrificando una carrera deportiva que le pudo llevar a ser uno de los mejores jugadores del mundo.

Ver esta publicación en Instagram

🏌️‍♂️#hometeam @adidas @adidasfootball

Una publicación compartida de Gareth Bale (@garethbale11) el

La misma casa en la que vivió Ricardo Kaká

Un salario de 17 millones de euros anuales debería permitir a cualquiera tener una vida cómoda en la capital, y Gareth Bale no podía ser menos. Comenzando por su casa, hay quien puede llegar a pensar que se trata de una casa 'maldita' para los futbolistas del Real Madrid ya que si nos fijamos en quién vivió ahí antes que el galés, también coincide que no consiguió triunfar ni cumplir con las expectativas generadas. Nada menos que Ricardo Kaká alquiló la casa en la que actualmente vive Bale durante su estancia en el conjunto madridista.

Desconocemos si el precio del alquiler se lo habrán subido o bajado al galés puesto que se sitúa en unos 11.000 euros mensuales, una cifra ni mucho menos desorbitada para el lugar en el que se ubica -La Finca- y las comodidades que presenta: cuatro habitaciones, piscina cubierta, gimnasio privado, varias terrazas y un garaje con capacidad para seis coches. De hecho, la vivienda tiene un valor estimado de 7,5 millones de euros.

Infografía del diario The Sun sobre la vida de Gareth Bale en Madrid

Un garaje lleno de vehículos de alta gama

Como tantos y tantos otros futbolistas de élite, los coches son otra de las grandes pasiones de Gareth Bale. Sí, el galés tiene otros hobbies que no sean el golf. Un garaje de seis plazas no puede estar vacío, y es por ello que el párking particular del galés se encuentra repleto de deportivos y otros vehículos de alta gama. Entre todos sus coches alcanzan un valor cercano a los 850.000 euros repartidos en un Mercedes SLS AMG, un Bentley Continental GT -vehículo muy utilizado durante sus primeros años como madridista-, un Lamborghini Huracan, un Ferrari GTC4Lusso y, por supuesto, un Audi Q7 que cada temporada renueva el Real Madrid a sus futbolistas.

La vida de Gareth Bale en Madrid no se entiende sin el golf, y es que este deporte ha sido el gran protagonista de los últimos años en el entorno del jugador. Aunque su casa cuenta con todo tipo de detalles, sí que echa en falta un campo de golf, razón por la cual es uno de los socios del club de golf Ciudad Grupo Santander, un espacio que ayudó a diseñar el gran Severiano Ballesteros. Cuando no lo hace en la capital, Bale opta por Marbella, donde elige la Finca Cortesin para no dejar de jugar al golf.

Ver esta publicación en Instagram

👌🏼👟🔥 @adidasoriginals #Supercourt #HomeofClassics

Una publicación compartida de Gareth Bale (@garethbale11) el

Por supuesto, la vida de Gareth Bale no se entiende sin su mujer, Emma, con la que contrajo matrimonio hace apenas un año, en 2019, en una ceremonia privada que se celebró en Mallorca -mismo lugar que eligió Rafa Nadal- y al que tan sólo asistieron un total de 60 invitados. Fue tal el secretismo que los asistentes supieron la ubicación 24 horas antes de la boda, con el fin de evitar que se filtrase y que acudiesen paparazzis. Aunque pueda resultar incomprensible cómo un jugador de clase mundial como Gareth Bale puede echar a perder su carrera en el Real Madrid, quizá ayude conocer su vida de lujo en Madrid para entender por qué no se quiere marchar de la capital española.