EEUU

Billie Eilish pide una orden de alejamiento contra un fan que fue siete veces a su casa

La cantante de 'Bad Guy' y su familia sufrieron el repetido acecho a su domicilio de un joven que mostraba un comportamiento "errático".

Billie Eilish pide una orden de alejamiento contra un fan que fue siete veces a su casa

El furor que despiertan las estrellas del pop en sus seguidores puede llegar a niveles tan extremos como para convertirse en peligrosos. Venerados como ídolos por millones de personas, los artistas de mayor éxito del planeta tienen que tener muy en cuenta su seguridad personal si no quieren llevarse un susto. Son muchos los episodios de fanáticos que han terminado por irrumpir en la esfera privada de los famosos sin invitación, y cuya conducta solo ha podido frenarse a través de los mecanismos de la justicia.

Y la joven Billie Eilish, la última gran triunfadora de los Premios Grammy, ha venido estos días a añadirse a la lista de los cantantes que han padecido un grave acoso por parte de algún seguidor sin escrúpulos. Según ha informado el medio TMZ, la intérprete californiana de 18 años se ha visto obligada a solicitar una orden de alejamiento contra Prenell Rousseau, de 24 años, después de que este acudiera siete veces a su domicilio durante la última semana.

Ver esta publicación en Instagram

Una publicación compartida de BILLIE EILISH (@billieeilish) el

Eilish está pasando el confinamiento con su familia y fue su padre, de hecho, el que primero se topó con el joven. Sucedió el pasado lunes, cuando Rousseau llamó al timbre preguntando si vivía allí la cantante. El progenitor de Eilish, Patrick O'Connell, le aseguró que se había equivocado de dirección, pero el fan no se rindió y regresó por la noche haciendo gala de un "comportamiento errático".

Además, según la versión expuesta por la artista ante el juez, "mientras esperábamos a que llegara la seguridad, Rousseau se quedó en nuestro porche, se sentó y comenzó a leer un libro mientras continuaba entablando un monólogo periódico. Mi padre le pidió repetidas veces que se fuera, pero él se negó". Por si fuera poco, las visitas del joven se multiplicaron a lo largo de los días siguientes, y de las siete veces que se plantó en la vivienda familiar de Eilish, cinco de ellas lo hizo sin mascarilla ni guantes, que es lo exigido por las autoridades para tratar de evitar el contagio de coronavirus.

Billie Eilish con su hermano y sus padres en un evento el pasado diciembre.

La Policía acabó deteniéndo a Rousseau en dos ocasiones, antes de que decidiera desistir y regresar a Nueva York, ciudad donde reside. La orden que el juez ha concedido a Eilish es, de momento, temporal y exige al joven mantenerse a más de 182 metros de la artista y de sus padres y poner fin a cualquier tentativa de contactar con ellos.