GH VIP 7

Adara se confiesa con las chicas de madrugada: "¿Gianmarco querrá hablar conmigo?"

Tras la visita de Hugo y Gianmarco, se mostró más confusa que nunca a su regreso a la casa. El italiano se marchó 'hundido' tras el reencuentro.

adara gianmarco hugo gh vip 7

Para muchos espectadores la noche terminaba tras la visita, intensa y emocionante, de Hugo y Gianmarco a Adara en la casa de GH VIP 7. Sin embargo, lo que muchos no esperaban era que la trama continuase con el regreso de la concursante a la casa y se iniciase una noche de auténticas confesiones que se alargó hasta las 5 de la madrugada.

Hugo sorprendió y de qué manera

Adara Molinero podría imaginarse que viviría una noche de lo más intensa y romántica con Gianmarco, con el que casi tuvo algo más que una amistad dentro de la casa y por el que sigue sintiendo. Pese a ello, lo que no entraba en sus planes era ver a su pareja, Hugo Sierra, visitando la casa y protagonizando un bonito y emotivo reencuentro que dejó sin palabras a los espectadores de Gran Hermano

"¿Adara?" preguntaban sus compañeras al escuchar la puerta por la que estaba entrando la concursante. Al verla, no tardaron en preguntar: "¿Gianmarco?", ante lo cual ella respondía aún sorprendida con un "Gianmarco...¡y Hugo!". La noche acababa de dar comienzo en la casa y ya las finalistas de GH VIP 7 estaban preparadas para que Adara les contase cómo había pasado todo en el sofá. 

La visita de Hugo trastocaba todos los planes de una Adara que reconocía haber "sentido vergüenza cuando me miraba Hugo. Luego me ha besado, me ha morreado y después ha entrado Gianmarco", explicaba aún exaltada. "Yo no es que no fuera feliz por él, sino porque no tenía a mi familia y necesitaba mucho más cariño de él". 

El beso que lo cambió todo

Sin duda fue el gran momento de la noche de este jueves cuando Adara y Hugo se fundieron en un beso, algo que tuvo que ver el italiano Gianmarco. La concursante de GH VIP 7 explicó también cómo vivió ese momento a sus compañeras: "Él venía de frente y yo se lo he dado", además de reconocer que "le sobraban las cámaras". Algunas de ellas se quedaban anonadadas ante tal momento llegando a decir que "eso sí que es una reconquista y no la de Don Pelayo", tirando de humor.

El estilismo condenó a Gianmarco

Muchos aún se explican por qué el beso de Adara fue para Hugo y no para un Gianmarco que terminaba el programa de una manera distinta a la que probablemente él había imaginado. La concursante reconocía que no le gustó cómo fue vestido Gianmarco: "Ha venido vestido tipo malote"

Sin embargo, sería lo único 'malo' que diría del italiano en esta madrugada puesto que pronto comenzarían las dudas a surgir en la cabeza de Adara. Lo harían con la pregunta que le hacía Mila sobre si creía que Gianmarco iba a seguir luchando después de esta noche. "No lo sé, él estaba muy mal", respondía Adara.

Las dudas con ambos volvieron de madrugada

La situación más normal después de una intensa noche en GH VIP 7 sería que Adara tuviese dudas, y no es para menos, ya que los dos hombres por los que más siente le visitaban en la casa. Primero, comenzaría reconociendo su miedo a que Hugo no quiera continuar con ella: "Ha dicho a ver qué pasa". 

Pero las dudas no sólo llegarían con Hugo como protagonista sino también con Gianmarco, precisamente cuando las demás concursantes le olían el colgante a Adara y reconocían que era el olor del italiano, ante lo cual no dudaba en sonreír. "¿Vosotras creéis que Gianmarco querrá hablar conmigo a pesar de lo que ha visto hoy?", preguntaba Adara; ante lo que las chicas le resolvieron las dudas diciéndole que "tenéis una conversación pendiente. Es un poco 'enfadica' pero luego se le pasa". La concursante no lo tendría del todo claro y añadiría: "si es que soy más ingenua...".

Las sensaciones que transmitía Adara fueron que la cosa parece decantarse más por Hugo que por Gianmarco, ya no sólo por el famoso beso. La concursante siguió defendiendo su relación con Hugo exculpándole de estos últimos meses y añadiendo que "se lleva también muy bien con mi madre", algo que demuestra el hermetismo al que están sometidas en la casa. Lo cierto es que Adara ya está en la final junto a las otras tres concursantes y su idilio con Gianmarco, del que parece seguir sintiendo pero quizás no lo suficiente como para dar el paso, está llegando a su fin.

El italiano se refugia en su familia

Horas después del intenso reencuentro entre Gianmarco y Adara, marcado por el beso que ésta se dio con su pareja Hugo y no con él, el italiano ha decidido refugiarse en el apoyo incondicional de su familia. Si bien salía 'hundido' de las instalaciones tras el reencuentro, teniendo que parar su paso hasta el coche en algún momento, Gianmarco ha compartido en las últimas horas su primera publicación tras la gala.

En ella, acompañado de su familia, ha decidido poner el siguiente mensaje: "Las únicas personas en las que sé que podré confiar para siempre. Estamos lejos pero cerca, os extraño muchísimo. Pronto vuelvo a casa", una auténtica declaración de intenciones y, quién sabe, si un mensaje subliminal para Adara al poder sentirse traicionado.