EL PASO DEL TIEMPO

Brad Pitt confiesa que pasó alrededor de 20 años sin llorar

El actor ha conversado con su compañero de profesión Anthony Hopkins en una sincera entrevista en la que también se ha referido a su pasado alcoholismo.

Brad Pitt confiesa que pasó alrededor de 20 años sin llorar

El pasado año ha supuesto, a ojos de los medios y el gran público, una especie de resurrección para Brad Pitt. Tras su largo y encarnizado proceso de divorcio con Angelina Jolie (aún sin cerrar del todo), el famoso actor decidió dejar el alcohol, con el que mantenía una peligrosa relación de adicción desde comienzos de su carrera, comenzar a ir a terapia y volcarse en el trabajo y en un estilo de vida saludable que parecen haber tenido sus frutos: Pitt parece ir a acabar el 2019 en una buen lugar tanto personal como profesional.

La revista Interview publicó ayer una larga entrevista en la que la estrella habla en términos muy sinceros con el gran actor británico Anthony Hopkins, con el que compartió escena hace 25 años en la cinta 'Leyendas de pasión', que terminaría por convertir a Pitt en uno de los mayores sex symbols de los 90, y unos años más tarde, en el film '¿Conoces a Joe Black?'. Y ahora, décadas después de que ambos coincidieran en set, queda claro que el discurso de Pitt están marcados por un tono mucho más maduro y reflexivo.

El norteamericano confesó a su compañero de profesión que "llevaba alrededor de 20 años sin llorar", pero que ahora, a medida que se hace mayor, encuentra mucho más fácil emocionarse por las cosas. "Me siento conmovido por mis hijos, por mis amigos, por las noticias. Simplemente conmovido". Pitt, que admitió que siempre le ha costado derramar lágrimas, observa ahora este cambio con benevolencia: "Creo que es una buena señal". Y Hopkins le daba la razón, matizando además que ese tipo de lágrimas "ni si quiera son de dolor. Son producto de la gloria de la vida".

Sus problemas con el alcohol

Por otro lado, Pitt volvió a abrirse sobre su batalla con la bebida, sobre la cual ha habaldo en más de una ocasión a lo largo del último año. Preguntado por Hopkins acerca de ese asunto, el intérprete confesó que el alcohol le hizo un "flaco favor", pero que entonces él lo consideraba "una escapada". El británico quiso saber si para él se había llegado a convertir en algo "necesario" durante su época de mayor adicción, a lo que Pitt contestó que "hasta cierto punto, sí".

A raíz de ello, el actor quiso analizar el concepto de error vital hoy en día, así como sus efectos sociales: "Creo que vivimos en una época en la que somos extremadamente críticos y rápidos a la hora de tratar a la gente como si fuera desechable. Siempre se le ha dado gran importancia a los errores. Pero es el siguiente paso, lo qué haces después del error, lo que define a una persona". Y es esto último, según expresó él mismo, lo que encuentra "más interesante y estimulante".