Separación

El divorcio interminable de Brad Pitt y Angelina Jolie: sin acuerdo por su fortuna

El matrimonio comenzó su separación hace tres años pero le han solicitado más tiempo al juez para resolver sus asuntos financieros.

El divorcio interminable de Brad Pitt y Angelina Jolie: sin acuerdo por su fortuna

Brad Pitt y Angelina Jolie continúan batallando en un interminable divorcio que por el momento está lejos de resolverse, esta vez por los asuntos financieros. El mediático matrimonio anunció su separación hace tres años después de doce de relación y seis hijos en común, pero todavía no han resuelto sus diferencias debido primero a la problemática con la custodia de sus hijos y ahora por sus posturas respecto a la inmensa fortuna que han amasado durante su historia de amor.

El medio estadounidense The Blast ha tenido acceso a los documentos legales de la pareja y asegura que le han pedido más tiempo al juez para poder resolver sus asuntos económicos. La única condición que les han puesto para ello ha sido que serán los actores los que asumirán el coste del juez privado que desde este momento lleva su caso. Lógicamente ninguno de los dos ha puesto ninguna objeción.

Y en este punto el mayor motivo de disputa es quién se queda con el Château Miraval, una majestuosa mansión francesa rodeada de viñedos que adquirieron en el año 2011 por 55 millones de euros y que tenían pensado dejar como herencia a sus hijos. Precisamente fue este el lugar elegido para celebrar su enlace en 2014 para celebrar su boda con una pequeña e íntima ceremonia cuyas imágenes vendieron para donar todo lo recaudado.

Más allá de esta propiedad, el matrimonio intenta dirimir qué ocurre con el dinero que han conseguido durante su trayectoria, ya que unieron parte de sus ganancias durante su romance y ahora tienen que pelear por qué cantidad se queda cada uno de ellos. Por suerte, ya resolvieron hace unos meses el tema no menos importante de la custodia de sus hijos.

El mayor de todos, Maddox, ha comenzado la universidad y fue el protagonista de una investigación que se realizó a Brad Pitt por una discusión con él, aunque fue cerrada sin cargos. El asunto estuvo en boca de todas hasta el año pasado mientras Angelina Jolie solicitaba la custodia de sus hijos y reducía las visitas de Pitt a sus pequeños. El juez le llamó la atención y amenazó a la actriz con dejarle sin la custodia si no permitía al padre ver a sus hijos. "Es importante que cada uno de los niños tenga una relación sana y fuerte con su padre y su madre debe permitir que Pitt cuide de esa relación", explicó el juez.