Abuso sexual

Harvey Weinstein acuerda pagar 44 millones a demandantes y acreedores

Harvey Weinstein acuerda pagar 44 millones a demandantes y acreedores

EFE

El productor de Hollywood ha llegado a un pacto con la oficina del fiscal de Nueva York, lo que no impide que siga en curso su causa pena por dos presuntas agresiones sexuales.

El exproductor de Hollywood Harvey Weinstein ha alcanzado un principio de acuerdo con la oficina del fiscal general de Nueva York para compensar a las numerosas mujeres que se atrevieron a demandarle por su desagradable conducta sexual. La cifra que tendrá que desembolsar no ha sido desvelada, pero tal y como apunta el diario Wall Street Journal, la propuesta presentada al juez ronda los 44 millones de dólares.

De tal cantidad, según el medio estadounidense, 30 millones irían destinados a pagar a las presuntas víctimas, a acreedores y exempleados de Weinstein Company, la empresa del productor. El montante restante se repartirá entre los directivos de la productora que fueron salpicados por las acusaciones contra Weinstein y que han tenido cuantiosos gastos legales. Lo que por el momento se desconoce es si dentro de este preacuerdo iría incluida una admisión de culpa por parte del productor por los cargos de abusos sexuales, unos actos que él ha negado durante meses pero que han afirmado más de 80 mujeres, algunas de ellas rostros más que conocidos del cine norteamericano.

Harvey Weinstein, a su llegada a la Corte Suprema de Manhattan este viernes.

El pacto se podría cerrar de esta manera 19 meses después de que salieran a la luz las primeras acusaciones contra el productor. El aluvión de denuncias fue la semilla que dio lugar al movimiento MeToo y que durante meses hizo temblar a los grandes estudios de Hollywood, puesto que muchas de sus estrellas acabaron acusadas como presuntos agresores sexuales, como Kevin Spacey, Bryan Singer o Brett Ratner.

Cabe destacar que el preacuerdo no afecta a la causa penal contra la que se enfrenta Weinstein por agredir sexualmente a dos mujeres, una en una habitación de hotel en Manhattan en 2013 y otra a una exasistente de producción en 2006. El productor ha negado en repetidas ocasiones tales acusaciones, alegando que fueron relaciones totalmente consentidas. Se espera que tenga que acudir a juicio el próximo mes de septiembre después de aplazarse la fecha hasta en dos ocasiones, enfrentándose en él a un mínimo de diez años de prisión e incluso a una pena que podría terminar en cadena perpetua.

Habrá que esperar para ver si finalmente esta causa es totalmente archivada, pero Weinstein hace tiempo que perdió su crédito y es una de las personas más odiadas de Hollywood. En mayo de 2018 se entregó a las autoridades y posteriormente fue puesto en libertad previo pago de una fianza de un millón de dólares. Ese mismo año fue vendida y disuelta su empresa The Weinstein Company, un imperio empresarial y cinematográfico que se ha venido abajo por el deleznable comportamiento de Harvey.