NUEVO PROBLEMA

Tiger Woods y su novia, demandados por la muerte de un empleado de su restaurante

El golfista Tiger Woods y su novia, Erica Herman, en un campo de golf. Foto Facebook

Foto Facebook

'TMZ' ha tenido acceso a la demanda que han interpuesto los familiares del fallecido, Nicholas Immerberger, contra el golfista y su pareja.

La victoria de Tiger Woods (43) en el Masters de Augusta 2019 del pasado mes de abril le devolvió a la cima del golf mundial evidenciando a su vez que había conseguido dejar atrás el calvario personal que había atravesado en los últimos años y que vino acompañado de varios escándalos que dieron la vuelta al mundo. Sin embargo y mientras es el gran favorito para ganar el PGA Championship que arranca este jueves en Bethpage Black (Nueva York), el golfista estadounidense también está acaparando titulares por una polémica noticia que nada tiene que ver con su carrera deportiva ya que tanto él como su novia actual, Erica Herman, han sido demandados por la muerte de un empleado del restaurante 'The Woods' del deportista, ubicado en Jupiter (Florida).

Este empleado era un camarero de 24 años que se llamaba Nicholas Immerberger y que murió en un accidente de tráfico el 10 de diciembre de 2018 después de que, una vez cumplió con su turno de trabajo, permaneciera varias horas bebiendo alcohol en el restaurante.

El portal estadounidense 'TMZ' ha tenido acceso a la demanda que han interpuesto los familiares de Immerberger contra Tiger Woods y su novia, la gerente de 'The Woods', la cual han presentado en el Condado de Palm Beach, por permitir que Immerberger bebiera una cantidad excesiva de alcohol en su restaurante cuando además sabían que tenía problemas con la bebida y era algo de conocimiento público.

Según sostiene la demanda, le sirvieron alcohol hasta el punto de que llegar a una "intoxicación severa" y antes de que le mandaran a su coche para que se fuera a casa. En este trayecto fue en el que Immerberger tuvo el accidente que acabó con su vida y el atestado policial recogió que tenía una tasa de alcohol en sangre de .256, el triple de lo permitido en Florida.

La familia de Immerberger también asegura que tanto Tiger Woods como su novia conocían personalmente a Immerberger ya que no solo ella fue la que le contrató, sino que unos días antes de su fatal accidente ambos estuvieron bebiendo con él y "razonablemente deberían haber sabido" que era un "borracho habitual".

Además, también consideran que Tiger Woods "era directamente responsable de garantizar que sus empleados y gerencia no sobrepasen los límites a la hora de servir alcohol a sus empleados y clientes" por lo que también le han demandado de manera individual.

Teniendo en cuenta todo esto y siguiendo siempre la información de 'TMZ', los familiares de Immerberger solicitan en su demanda que Tiger Woods, su novia y el propio restaurante deben hacerse cargo de todo, desde gastos médicos y funerarios hasta otros "daños apropiados".