FIN A LA RELACIÓN

La prueba definitiva de que Amaia se ha olvidado de Alfred

La prueba definitiva de que Amaia se ha olvidado de Alfred

INSTAGRAM

La cantante navarra ha tomado la decisión de terminar con cualquier rastro de su relación con el catalán.

El final de una relación amorosa tiene muchas fases y en la de Amaia Romero y Alfred García parece que ha llegado a la fase definitiva. La cantante y ganadora de Operación Triunfo 2017 ha decidido borrar cualquier rastro en redes sociales del que fuera su pareja. En el perfil de Instagram de la navarra parece que Alfred nunca ha existido. Salvo por una fotografía.

Ver esta publicación en Instagram

no se como agradeceros todo, de verdad💐 gracias por lo de ayer porque sigo flipando!!❤️ sois increibles😃💖

Una publicación compartida de amaia romero (@amaia) el

Romero ha decidido mantener la imagen en la que aparece junto a García en el balcón del ayuntamiento de Pamplona, al que ambos acudieron después de su participación conjunta en el festival de Eurovisión. "No sé cómo agradeceros todo, de verdad. ¡Gracias por lo de ayer porque sigo flipando!", comentaba Romero en la imagen en la que aparecen sobre una multitud que acudió a arroparles.

Ver esta publicación en Instagram

Una publicación compartida de alfredgarcia (@alfredgarcia) el

Parece que la cantante ha querido mantener el recuerdo de la imagen por lo que ella supone. Mucho se ha rumoreado sobre esta reacción de Romero y se apunta a que una entrevista de Alfred pudo haber sido el desencadenante. En una entrevista concedida a Cadena Dial, García reconocía que su disco "no salío tan perfecto como debería haber salido" porque "una llamada de teléfono" le afectó demasiado los días inmediatamente anteriores a iniciar la grabación de 1016, su debut discográfico.

Alfred reconoció que en esos momentos no supo gestionar sus emociones. Las palabras del cantante  podrían ir dirigidas directamente a su ruptura con Romero. Por su parte, el catalán aún mantiene sus imágenes con Romero en su cuenta de Instagram. Queda por ver si seguirá los pasos de su expareja o mantendrá sus fotografías.