COMPARTEN UN HIJO

Boris Becker se separa de su segunda mujer después de 13 años juntos

El extenista alemán y Lilly Becker han puesto punto y final a su relación después de cuatro años de noviazgo y casi nueve de matrimonio.

Actualizado a
Boris Becker y su segunda mujer, Lilly Becker, a su llegada a los Premios Laureus World Sports 2012 celebrados en Londres.

La leyenda del tenis alemán Boris Becker y su segunda mujer, la modelo holandesa Lilly Becker, han puesto punto y final a su relación según ha anunciado esta mañana su abogado Christian-Oliver Moser emitiendo un comunicado al diario alemán "Bild" en el que ha asegurado que han tomado la decisión de "forma amistosa y de mutuo acuerdo".

"A la señora y al señor Becker no les fue sencillo tomar esta decisión después de 13 años de relación y nueve años casados. Lo más importante para los dos es el bienestar de su hijo en común Amadeus", ha agregado el abogado de la ya expareja según recoge Europa Press.

Boris Becker, de 50 años, y Lilly, de 41, comenzaron su relación en 2005, se casaron cuatro años más tarde y un año después, tuvieron a su único hijo. La noticia de su separación ha llegado sólo unos días de su noveno aniversario de boda, que hubieran cumplido el próximo 12 de junio, pero según señala el medio alemán "Bunte" citando a un amigo del extenista llevan varias semanas separados.

"Boris y Lilly rompieron hace unas semanas. En su matrimonio siempre hubo separaciones y reconciliaciones, pero esta vez es definitiva", ha asegurado.

Este mismo amigo también ha explicado que durante años "han vivido una relación extremadamente turbulenta que se ha vuelto más dura año tras año" y cuál ha sido el principal problema de su relación. "Tienen dos personalidades fuertes y completamente diferentes que chocan. Al principio resultaba atractivo para Boris, pero al final la relación se volvió agotadora para él. Él anhela más paz, apoyo y armonía en su matrimonio", ha afirmado el amigo del exdeportista.

Un hippie ha vuelto a evidenciar sus problemas económicos

El tribunal de Londres declaró en bancarrota a Boris Becker el pasado mes de junio y aunque él lo ha negado en más de una ocasión, sus problemas económicos parecen una realidad. Ayer mismo saltó una noticia que parece evidenciarlos, la de un okupa hippie alemán que ha ocupado su antigua mansión en Artà (Mallorca) después de abandonarla hace años porque supuestamente no podía hacer frente a todas sus deudas.

El origen de la ruina económica de Boris Becker se atribuye al sonado escándalo que protagonizó con la modelo Angela Ermakova en el año 2001 y que provocó su divorcio de su primera mujer y madre de sus dos hijos, Barbara Feltus, ese mismo año.

Normas

Para poder comentar debes estar registrado y haber iniciado sesión. ¿Olvidaste la contraseña?