Yeray Álvarez y Eneritz: una historia de amor y de lucha

ATHLETIC

Yeray Álvarez y Eneritz: una historia de amor y de lucha

Yeray Álvarez y Eneritz: una historia de amor y de lucha. Foto: Instagram

La novia del jugador del Athletic ha estado a su lado en su dura batalla contra el cáncer

El pasado domingo, después de más de seis meses alejado de los terrenos de juego por culpa de un cáncer Yeray Álvarez volvía a jugar con el Athletic, el equipo en el que debutó en verano de 2016 y con el que había soñado desde niño.

Los leones perdían ante el Girona pero el de Barakaldo ganaba su batalla contra la enfermedad, una lucha en la que su novia Eneritz ha estado presente en cada paso del camino.

Tan solo tres meses después de haber logrado un puesto en el primer equipo del club bilbaíno a Yeray le diagnosticaron cáncer. En aquél momento, el joven, que cumplió 23 años el pasado 24 de enero, llevaba unos meses saliendo con su novia, una camarera de un famoso bar de Bilbao de la que se enamoró a primera vista.

Luchando como leones

Desde que el 23 de diciembre de 2016 le diagnosticaron el tumor en su testículo derecho Eneritz no se ha movido de su lado y le ha animado a no rendirse en ningún momento. Las fotografías con leones se han convertido en la imagen más representativa de su lucha.

"Si te caes... te levantaré. Si lloras... te haré reír. Y Si estás triste... te haré feliz... pase lo que pase siempre voy a estar a tu lado...", le escribía junto a una instantánea de dos cachorrros.

La recaída

Tras reponerse de la enfermedad, a finales de enero de 2017, Yeray volvía al terreno de juego arropado por su equipo y su familia. Por desgracia, en verano las malas noticias volvían en forma de recaída: el tumor se había reproducido.

El futbolista tuvo que abandonar la Selección Española sub-21, a la que había sido convocado, para someterse a un tratamiento de quimioterapia. Los leones volvían al Instagram de Eneritz que le mandaba este mensaje de fuerza a su chico:

"Hoy ni nunca valió caerse... ni llorar... ni estar triste... hoy somos más fuertes que ayer... siempre a tu lado... te quiero más que a nada en el mundo".

Sus compañeros tampoco le olvidaron ni por un momento y todos se raparon la cabeza al cero en un solidario gesto con el central.

La vuelta

En diciembre de 2017 Yeray vencía por fin a la enfermedad y Eneritz le daba las gracias por el ejemplo vida y de valentía que había sido para ella: "Gracias a ti he aprendido a no rendirme nunca. Que nada es imposible. Y hoy, más que nunca, me siento inmensamente feliz por ti. Gracias por cruzarte en mi camino. Ojalá siempre. Te quiero", le escribía junto a un precioso cachorro de león.

El domingo el jugador hablaba así después del encuentro en Montilivi: "Esto tiene que ser un ejemplo para todos. De esto se puede salir y qué mejor que demostrarlo aquí en el campo", decía.

0 Comentarios

Normas Mostrar