TENIS

La Armada inagotable

Nuestros tenistas suman nueve torneos en 2022: siete ATP, uno Badosa, y Feliciano en dobles. Nadal, Alcaraz, Ramos, Bautista y Martínez completan la lista.

0
El tenista español Rafa Nadal celebra su victoria ante el ruso Karen Khachanov en su partido del Open de Australia.
AARON FRANCIS AFP

Ayer finalizaba febrero y en solo dos meses se puede afirmar que 2022, año que comenzó con el éxito de Paula Badosa en el WTA 500 de Sídney, ya ha sido más exitoso para el tenis español masculino que todo 2021. España ha visto levantar un total de siete trofeos (de dieciocho celebrados hasta ahora): tres de Rafa Nadal (Melbourne, Abierto de Australia y Acapulco) y uno de Albert Ramos (Córdoba), Carlos Alcaraz (Río), Roberto Bautista (Doha) y Pedro Martínez (Chile).

Y a todo esto hay que sumarle la victoria de Feliciano López en dobles junto a Tsitsipas en Acapulco y el mencionado triunfo de Badosa en la cita inaugural australiana que augura la posibilidad de aumentar su rédito de los dos de 2021 (Belgrado e Indian Wells). La española nacida en Nueva York, 6ª del mundo, está dando un salto cualitativo al tenis femenino junto a Muguruza (9ª), si bien este año a la caraqueña le está costando llegar a las rondas finales mientras que en 2021 se impuso en las WTA Finals de México, Chicago y Dubái. Ambas, junto a Sara Sorribes (Guadalajara), sumaron seis triunfos en total.

Por su parte, los siete títulos individuales ATP ya son más que los seis que cosechó la 'Armada' en 2021: Nadal ganó en Barcelona y Roma, Carreño hizo lo propio en Hamburgo y Andalucía, y completaron Ramos en Estoril y Alcaraz en Umag. El murciano, además, se llevó las NextGen Finals, pero la ATP no lo cuenta como victoria oficial. Lluvia de triunfos que dejan muy lejos los dos únicos ATP de 2020, año en que la pandemia jugó un papel clave.

Nadal sigue siendo el referente

Pasan los años y el líder indiscutible sigue siendo Rafa Nadal. El balear (35 años) ha firmado el mejor arranque de su carrera. Imbatido en estos dos meses suma ya 15 partidos ganados, tres torneos conquistados y ninguna derrota. Todo ello pese a perderse la segunda mitad de 2021 por una lesión que pudo acabar con su carrera. Ganó el ATP 250 de Melbourne, tras superar el coronavirus, y llegó a un Abierto de Australia que acabó convirtiéndose en uno de los momentos más especiales de su carrera. Con Djokovic fuera por su expulsión al no estar vacunado y Federer aún sin jugar, Nadal no dejó pasar la oportunidad y tras vencer en una épica final a Medvedev, remontando dos sets en contra, sumó su Grand Slam número 21, desempatando en lo alto de la cúspide con serbio y suizo.

Una semana después llegaba otro motivo de celebración. Ramos ganaba el Córdoba Open sobre la tierra batida argentina. Cuarto título en la carrera del catalán, todos ellos sobre la misma superficie. Dos victorias más llegaban el 21 de febrero. En Doha, Roberto Bautista se vengaba de Nikoloz Basilashvili, quien le había ganado la final del mismo torneo en 2021. Con este evento de categoría 250, el castellonense ponía fin a una sequía de tres años sin ganar campeonatos en el circuito.

Alcaraz, presente y futuro

El otro nombre propio de aquel día fue el de quien aloja las mayores esperanzas de futuro. Carlos Alcaraz, a sus 18 años, se imponía en el ATP 500 de Río de Janeiro. Para ello, el murciano derrotaba a rivales de la talla de Berrettini y Schwartzman, y gracias a ello se colaba en el Top-20 mundial. El futuro es suyo, pero Alcaraz se ha encargado de demostrar que el presente también lo es.

El pasado domingo llegaba un triplete español. En Santiago de Chile, Pedro Martínez estrenaba su palmarés en el circuito con su primer ATP 250 y escala hasta el puesto 50º del mundo. El valenciano se convertía en el 12º español en activo que ha logrado al menos un torneo del circuito. Se une a una lista en la que están Nadal, Alcaraz, Carreño, Bautista, Feliciano, Verdasco, Ramos, Davidovich, Andújar, Carballés y Granollers.

Nadal completó su trío en Acapulco pocas horas después de que el toledano Feliciano López (40 años) pusiera la primera equis en el casillero de los dobles y su primer torneo ganado desde 2019. Tercer evento que el balear lleva a sus vitrinas este año y 15 partidos ganados de manera consecutiva esta temporada, además de sumar ya 91 trofeos en la trayectoria de la mayor leyenda del tenis español, que se ha aupado al cuarto puesto del ranking. Badosa inauguraba el año y, por el momento, Martínez lo cierra.