ABIERTO DE AUSTRALIA

Un gran Rafa Nadal sólo cedió seis juegos ante Gaël Monfils

El número uno del mundo superó al francés sin muchos problemas. Ganó en tres mangas por 6-1, 6-2 y 6-3. Ahora se medirá a Nishikori.

0

Con desplome térmico de casi 25 grados en 24 horas, y con sólo 19 a la hora del arranque en el Rod Laver Arena (atestado de gente abrigadísima), Rafael Nadal Parera desmanteló sumariamente a Gaël Monfils, número 32 del mundo. En 124 minutos, Nadal concedió la friolera de seis juegos a Monfils: 6-1, 6-2 y 6-3. Monfils ganó... cero de seis puntos de break bajo el servicio de Nadal.

Monfils sólo podía tomar riesgos excesivos para salir del rincón donde le acorralaban los masivos pepinazos liftados de Nadal. A la desesperada, Gaël cometió 31 errores no forzados (Nadal, 18)... y todavía concretó un tiro ganador menos que Rafa (13-14). Con todo más lento por el descenso térmico, a Nadal le funcionaron el revés, el primer servicio (72% de puntos ganados), el segundo saque (77%)... y el resto, que redujo a cenizas el segundo servicio de Monfils.

Impotente, Monfils (“Nadal ha jugado como un gran campeón”) intentó incluso alguna frivolidad en la red y eso sólo sirvió para endurecer la comparación con una afinada trituradora que iba pasando el rodillo como un bulldozer sobre una barraca de circo. “Nadal está mejor que nunca. Si se mantiene sano y con el hambre de títulos que veo, puede ganar fácilmente al menos otros cuatro o cinco torneos de Grand Slam”, apuesta McEnroe.

Nadal pasó a octavos como cuarto español, tras Ferrer, Robredo y Bautista. Así, España es el país con más representantes entre los últimos 16 del Abierto de Australia. “Este ha sido mi mejor partido en 2014. Funcionó el revés cruzado, y pude cambiar direcciones y abrir la pista. En el segundo set me doblé un poco el tobillo derecho. Sentí algo de dolor, pero estuve tranquilo”, reveló Rafa. En octavos se cruzará con el Principito japonés Kei Ni­shikori, al que ha vencido cinco veces en cinco cruces, cediendo una manga. Pues... banzai.