NewslettersRegístrateAPP
españaESPAÑAchileCHILEcolombiaCOLOMBIAusaUSAméxicoMÉXICOusa latinoUSA LATINOaméricaAMÉRICA

La vuelta de Mazzarri devuelve la confianza

Actualizado a

Mazzarri, buenos recuerdos. Tras la destitución de Rudi García, que se produjo después de que el equipo empatara con el Union Berlin y perdiera después contra el Empoli (ambos partidos en casa), el Nápoles apostó por un entrenador veterano que ya había estado antes en el club. Walter Mazzarri tiene 62 años y dirigió al conjunto partenopeo entre 2009 y 2013. Fue la época en la que las figuras eran Edinson Cavani, Marek Hamsik y Ezequiel Lavezzi. Con él en el banquillo, el club levantó la Coppa de Italia, su primer título en veinte años (de hecho, el primero desde la época de Maradona). También se clasificó para la Champions League, algo que no había logrado aún con la nueva nomenclatura, y consiguió acabar la liga en segunda posición, la mejor clasificación desde los tiempos de Diego. Por todo ello, el recuerdo que dejó el técnico toscano fue fantástico, y poco le importa a la hinchada que sus experiencias posteriores en el Inter, el Watford, el Torino y el Cagliari no fueran tan exitosas. Para la afición partenopea, Mazzarri es el entrenador con el que volvieron a sentirse grandes, y es por ello que lo han recibido con gran entusiasmo.

Un once reconocible. No hizo grandes cambios el nuevo entrenador en su estreno: apostó por el 4-3-3 con el que había jugado Rudi Garcia la mayoría de partidos y su estructura se asemejó a la que el año pasado ganó la liga con Spalletti. No era un estreno fácil: viajaba a Bérgamo para enfrentarse a la Atalanta, a la que acabó derrotando por 1-2 con goles de Kvaratskhelia y Elmas. La prensa italiana valoró positivamente el juego del equipo, más alegre, y la confianza recuperada de los jugadores, a los que Mazzarri elogió con admiración nada más llegar. La otra buena noticia del partido fue el regreso de Osimhen, que se había perdido cuatro partidos de liga y dos de Champions League por lesión. El nigeriano, que apunta a titular en el Santiago Bernabéu, ingresó en el segundo tiempo y dio la asistencia del tanto de la victoria. El triunfo dejó al Nápoles en la cuarta posición del campeonato a ocho puntos del liderato.

Vuelven los centrales titulares. En la ida, las ausencias de Rrahmani y Juan Jesús obligaron al técnico de entonces, Rudi Garcia, a optar por una pareja muy poco habitual en el eje de la zaga: la formada por Ostigard y Natan. El noruego, que es un rematador de cabeza formidable, marcó el primer tanto napolitano en una acción a balón parado. Hoy Mazzarri tendrá a los cuatro disponibles, pero es probable que tenga que alinear a uno de ellos como lateral izquierdo debido a las ausencias de Mario Rui y de un Olivera que se lesionó en Bérgamo y que estará fuera de combate hasta el mes de enero. Lo más lógico sería que Juan Jesús actuara en ese carril zurdo y que la pareja de centrales la formaran Rrahmani y uno entre Natan y Ostigard. El club se plantea acudir al mercado para buscar soluciones de emergencia y suenan los alemanes Plattenhardt y Nico Schulz, que están sin equipo. De todos modos, en la Champions no podrían jugar hasta 2024.

Sigue el canal de Diario AS en WhatsApp, donde encontrarás todas las claves deportivas del día.

Normas