Mentalidad Imparable

Claves para entrenar una mente ganadora.

Autor: Mónica Pascual
POR
Mónica Pascual

MENTALIDAD IMPARABLE

TEST: averigua cómo está tu fortaleza mental en 9 preguntas

Tener o no tener una mentalidad imparable: ¿qué haría Spiderman o la Viuda Negra en estas situaciones?

0
averigua cómo está tu fortaleza mental en 7 preguntas    Tener o no tener una mentalidad imparable: ¿qué haría Spiderman o la Viuda Negra en estas situaciones?

Ayúdame a contar: Spiderman, Wonder Woman, la Viuda Negra, Ojo de Halcón… hasta Batman (si aceptamos tener dinero como súper poder, jejeje). Todos estos personajes tienen algo en común: tienen súper poderes. Pero no son considerados superhéroes por tener súper poderes, sino por tenerlos y además actuar de forma correcta para conseguir sus (buenos) fines y propósitos. Algo parecido -salvando las distancias- pasa en el mundo del deporte. Un buen deportista no solo lo es por tener talento o habilidad física. Lo es también por cómo actúa ante la adversidad.

Hay muchos tipos de deportistas. Sería imposible meterlos a todos en cajitas o ponerles un determinado número de etiquetas, pero existen conductas o comportamientos por los que, quien más quien menos, transita en algún momento de su carrera deportiva. Hoy queremos analizar algunos pensamientos recurrentes en la vida de un deportista y que nos transmiten una información muy valiosa acerca de su fortaleza mental y de su manera de competir: de ganar o de perder.

¿Qué es la fortaleza mental?

La fortaleza mental en el deporte es la capacidad de observar y gestionar tus pensamientos, emociones y acciones, para entregar lo mejor de ti y hacer tu mejor juego, en cualquier situación, independientemente del resultado. O lo que es lo mismo, la fortaleza no te ayuda a llegar más rápido -que también-, sino a superar mayores obstáculos, retos y dificultades.

En anteriores entregas ya hemos visto de qué manera podemos trabajar esa parte imprescindible de nuestro entrenamiento. Hoy lo que haremos será identificar en qué nivel está nuestra fortaleza y lo haremos solo con 10 preguntas.

Fortaleza mental: 10 preguntas para evaluarla

1.- Tras una competición o entrenamiento no logras superar una marca y…

a) Te frustras: mejorar la marca es lo más importante en tu evolución
b) Ni lo piensas. Entrenas y compites sin objetivos definidos
c) No pasa nada: sabes revisar y reflexionar por qué no lo has conseguido y trazas un plan de mejora que cubra los aspectos técnicos, tácticos y mental.

2. Durante una competición o entrenamiento, eres de los que…

a) Sufre constantemente, antes, durante y hasta después de la competición
b) Suele preguntarse a mitad de la prueba: ‘pero por qué estoy haciendo esto y no en mi cama’
c) Busca formas de mantener la motivación sin concentrarse en el sufrimiento

3. Durante una competición o entrenamiento, cometes un error y…

a) Toda mi atención se va hacia ese error: me cuesta superarlo y siento rabia
b) Una vez cometo un error, me siento inferior y pierdo el foco
c) Acepto el error, aprendo y me preparo para no cometerlo más

4. Durante una competición o entrenamiento, eres de los que…

a) Se adelanta siempre al resultado y se pone en lo peor o en lo mejor
b) Pierde la motivación tras el primer error o revés
c) Se centra en el juego y disfruta compitiendo hasta el final

5. Antes de una competición o entrenamiento, eres de los que…

a) Desconoce por completo el terreno, el rival, el tiempo...
b) Ve defectos por todas partes y siente que la mala suerte siempre le acompaña
c) Visualiza y repite mentalmente cada uno de los pasos que recorrerá durante la prueba

6. Lo que más te preocupa de perder es…

a) Defraudar a quienes me siguen y no ser el mejor
b) No estar a la altura de quienes creen en mi talento
c) Ser capaz de remontar el fracaso y aprender

7.- Tras una competición o entrenamiento no logras superar una marca y…

a) Pienso enseguida en la próxima competición
b) Pienso en todo lo que podría haber hecho durante la prueba y no hice
c) Reflexiono sobre lo que he conseguido y analizo aciertos y errores

8.- Antes, durante y después de una competición, te rodeas de…

a) Intento alejarme de familia y amigos: necesito estar solo
b) Suelo cambiar de amigos y compañeros con facilidad. Me cuesta confiar.
c) Cuento con una red familiar y de confianza que me brinda apoyo y confianza

9.- Cuando practico el deporte que me gusta…

a) Pienso en la cantidad de cosas que he sacrificado para estar ahí
b) No puedo evitar pensar en el trabajo o en las obligaciones del día a día
c) No deseo estar en ningún otro sitio ni haciendo otra cosa

RESULTADOS: ¿cómo interpretarlos?

Mayoría de respuestas a: tu mente está demasiado orientada al resultado, actúa en términos de acierto o fallo, pero no es consciente de aquello que la hace ganar o perder. Además, al proyectarse al pasado o al futuro esto generará situación de estrés emocional que le impedirá concentrarse y aprovechar la experiencia competitiva al máximo.

Mayoría de respuestas b: tu mente necesita conocer la dirección y el proceso para identificar claramente cómo llegar al resultado. Consejo: empieza por definir tus objetivos siguiendo la fórmula SMART. La motivación vendrá de la mano.

Mayoría de respuestas c: mentalidad centrada en el proceso y en cómo mejorar. Ves en cada competición como la oportunidad perfecta para seguir mejorando y creciendo profesional y personalmente. Sabes regular emocionalmente, das a los errores el valor que tienen y eso no te genera tensión emocional. Vas por el buen camino.

Ahora que ya sabes en qué estado de forma está tu fortaleza mental, déjame recordarte que sin un trabajo mental un deportista nunca completará un proceso de crecimiento y aumento de su rendimiento. Solemos dejar la parte mental a su aire y precisamente esa es la clave de la madurez deportiva.

Si quieres saber por qué muchos jóvenes deportistas nunca pasan de ‘promesa’, en este artículo explico de qué manera podemos aprender a trabajar nuestra mentalidad para pasar a un nuevo nivel deportivo.