Esta Suiza fue campeona del mundo

No, no se crean que estoy loco. Suiza es campeona del mundo. Lo fue en 2009 en el Mundial Sub-17, en Nigeria, con un equipo cuyos pilares más significativos están hoy en la Eurocopa para medirse a España: Ricardo Rodríguez, Xhaka (es baja hoy por sanción) y Seferovic. Quizá para alguno no tenga mayor importancia que hace más de una década un grupo de chavales colocara la bandera suiza en lo más alto del panorama mundial, pero sirva el ejemplo de España para darse cuenta de la trascendencia que tiene eso para cualquier país. A La Roja le pasó lo mismo en 1999, cuando nuestra generación de oro conquistó el Mundial Sub-20, precisamente también en Nigeria.

De aquel equipo sobrevivieron luego en la absoluta Casillas, Marchena y Xavi, que pasaron de ganar siendo juveniles a hacerlo luego en categoría absoluta. Es el mismo número que han logrado los suizos instalar en su primer equipo, pese a que futbolistas como Ben Khalifa y Kasami, principalmente, iban para figuras de primer nivel mundial. No fue casualidad aquel éxito, como tampoco lo es que hayan eliminado a Francia en esta Eurocopa y se encuentren ya entre los ocho mejores equipos del continente. España sabe mejor que nadie los éxitos que aporta el flujo de jugadores desde las inferiores al primer equipo. Lo mismo que hizo Suiza con esta generación que hoy quiere hacer historia de nuevo...