Ancelotti sabrá sacar provecho de la cantera

Cuando aterrizó Ancelotti en el Bernabéu en su primera etapa, verano de 2013, tenía la difícil misión de empezar a reconstruir un proyecto sobre la tierra quemada que Mourinho dejó en su último ejercicio, plagado de broncas, malos rollos y unas fracturas en el vestuario que pasaron factura con la falta de títulos. Carletto afrontó la nueva era con la marcha de pesos pesados como Kaká, Özil e Higuaín. Cierto que le ficharon a Bale e Isco (la apuesta de Illarramendi salió mal), pero pronto se vio que iba a tener mano con los numerosos talentos de La Fábrica. Pidió que regresara Carvajal de su Erasmus en la Bundesliga (el de Leganés triunfó en el Bayer Leverkusen) y asentó en el primer equipo a Jesé y a Morata, que compartieron protagonismo creciente durante el curso con la mismísima BBC.

Por eso el italiano va a tener un casting interesante durante sus tres primeras semanas de trabajo en Valdebebas (del 5 al 26 de julio), antes del regreso de los internacionales de la Eurocopa y la Copa América. En sus manos estarán los Miguel Gutiérrez, Fran García (enorme en el ascenso del Rayo), Gila, Chust, Marvin, Antonio Blanco (es fijo para él) o Sergio Arribas. Durante tres semanas sabrá testarlos, como hizo en su día con Jesé y Morata. Carlo sabe que Mbappé es el único que de verdad puede hacer más grande a esta plantilla. El resto lo tiene en casa y con el ADN incorporado. El italiano es hombre de club. Me fío de él.