Tuchel aumenta la solidez de un buen equipo

Un equipo completo. En España nos quedamos con la imagen de la solidez defensiva que mostró el Chelsea ante un Atlético de Madrid que le hizo muy pocas ocasiones de gol en octavos de final. Es cierto que este es un ámbito del juego en el que el conjunto blue ha mejorado desde la llegada de Thomas Tuchel, reduciendo enormemente la cantidad de tantos encajados por partido. Pero convendría no retratarlo sólo como un bloque fuerte que se protege bien por dentro: posee argumentos futbolísticos para dominar los partidos y cuenta con gente creativa, especialmente cuando junta a Jorginho con dos mediapuntas. En Inglaterra suele tener más posesión que sus rivales, salvo en encuentros muy concretos como la semifinal de la FA Cup que le ganó al Manchester City, evitando el póker de títulos del conjunto de Pep Guardiola.

Si 'Azpi' es lateral, defienden más. El español César Azpilicueta es un futbolista indiscutible en el Chelsea, llegando a lucir el brazalete de capitán y ejerciendo de líder del colectivo. Representa la pura fiabilidad, tanto si juega de central como si lo hace de carrilero. En el sistema 3-4-2-1 que está empleando Tuchel, lo más natural es que él sea el defensor diestro del trío que cierra la última línea, pero en ocasiones, como ocurrió este sábado frente al West Ham, es utilizado como lateral. El entrenador alemán podría repetir esta estrategia, que sin duda es algo más conservadora. Pese a poseer una profundidad destacable, el ex de Osasuna concede menos espacios a su espalda que Reece James, el elegido en los planteamientos más atrevidos. Incluso en alguna ocasión ha actuado en el carril Hudson-Odoi, pero esta solución, sin duda la más osada, es inimaginable ante el Real Madrid.

Werner, el fichaje estrella del Chelsea el pasado verano.

Kanté ya es titular. Cuando Tuchel acababa de llegar, se encontró con un Ngolo Kanté que salía de una lesión y tuvo que formar la pareja de pivotes con Jorginho y Kovacic. El equipo ganaba recurrentemente, por lo que no había motivos para cambiar. De este modo, llegó al cruce frente al Atlético de Madrid con el francés como suplente, pese a que el técnico germano confesó que se trataba de uno de sus jugadores favoritos del fútbol mundial y que quiso ficharlo cuando entrenaba al PSG. Ahora encadena ya varios encuentros consecutivos jugando de inicio, normalmente haciendo pareja con Jorginho.

Tuchel no pudo rotar. Al igual que el Real Madrid, el Chelsea jugó el sábado un partido de gran trascendencia y no pudo dar descanso a sus hombres más importantes. Ganó 0-1 en el derbi ante el West Ham, en lo que era un duelo directo por la cuarta plaza. Marcó Timo Werner, lo que mejorará su confianza tras una temporada en la que ha estado por debajo de la expectativa en cuanto a goles anotados (lleva sólo seis en la Premier y 11 si sumamos todas las competiciones). Con el Liverpool también como perseguidor, los blues no pueden relajarse en ninguno de los choques ligueros que tienen de aquí hasta el final de la temporada.

Mount es la gran perla. El año pasado algunos pensaron que jugaba porque el club no podía fichar y estaba obligado a tirar de canteranos. Pero esta temporada, pese a haber invertido mucho dinero en esa posición con las llegadas de Ziyech y Havertz, Mason Mount sigue siendo uno de los hombres más importantes de la plantilla. Su calidad para asociarse y su clarividencia para tomar buenas decisiones lo convierten en un jugador muy atractivo de ver.