Fernando y Jordán, dos aciertos

Fernando Francisco Reges Mouta es un futbolista brasileño que se desenvuelve como centrocampista defensivo al servicio del Sevilla desde verano de 2019. Y Fernando juega en el Sevilla porque en dicha entidad trabaja un tipo llamado Monchi que, por mucho que les duela a sus enemigos deportivos, no cabe otra que postrarse. Porque si es el único director deportivo de Europa que se da cuenta de que a Fernando le queda fútbol en sus botas pese a su veteranía y que está siendo desperdiciado en Turquía, de donde lo saca por unos pírricos 3,5 millones de euros, hay que decirlo, por muy mal que queden muchos laureados directores deportivos.

Joan Jordán Moreno es un centrocampista español que también juega en el Sevilla tras haber brillado en el Eibar, donde todo el mundo veía su proyección pero por el que sólo un tipo apostó poniendo 14 millones de euros, como diría don Manuel Ruiz de Lopera, en lo alto de la mesa. Ese tipo, como es lógico, es el mismo que lo juntó con Fernando. Y con Diego Carlos, y con Bono, y con Koundé y con... El Sevilla se coloca en la tercera posición de un campeonato tan raro que no se puede decir no a nada. Al contrario, sí a todo. Al mejor equipo de la segunda vuelta no se le puede poner techo. Menos aún si a futbolistas como Fernando y Joan Jordán les da por marcarse partidos como el que hicieron en Pamplona, donde parecieron jugar a otro deporte comparado con sus rivales.