Mucha precaución con Carvajal

La racha de lesiones no cesa en el Madrid. El propio Zidane ya decía ayer que no entendía lo que estaba pasando; que no busque explicaciones, no las va encontrar. Quien lo intente decir, estará demostrando su real ignorancia o lo hará con fines interesados. En esta pandemia nadie sabe nada: ni del virus, ni de dónde ha salido, ni de por qué muta tan rápido... Sólo podemos luchar con las armas que tenemos: la prevención. Los jugadores de fútbol, son también mortales y están inmersos en la vorágine de la pandemia, también sus familiares. Esto y el estrés de las insatisfacciones que la situación provoca repercuten en la esfera mental del jugador.

No se entrena igual, no se duerme igual y no se compite igual. Y, por si fuera poco, hay mayor número de lesiones. En el caso de Carvajal, el tema es más preocupante, es la cuarta lesión muscular y hay afectación tendinosa, por lo que el tratamiento tiene que ser todavía más conservador para evitar recaídas de aquí al final de la temporada. Con el parte médico en la mano, el pronóstico del tiempo de baja se acerca más a las 6-8 semanas, dadas las características de la nueva lesión y el acumulamiento de lesiones musculares que lleva arrastrando esta temporada.