El Atleti despega al Madrid

El Cholo cumplió anoche su partido quinientos y lo celebró con victoria. Corta (1-0) pero suficiente. El gol (golazo) lo hizo Luis Suárez, ese regalo llovido del cielo que le llegó al Atleti este verano. Un pedazo de nueve que llegó gratis del Barça, donde el titular de la posición es ahora Braithwaite. Diez puntos separan al equipo que tiene a Luis Suárez del que tiene a Braithwaite, y eso que el Barça ha jugado un partido más. No fue un gran partido del Atleti, que acabó sufriendo. En ausencia de Trippier, Cucurella se apoderó de la banda. Pero quien tiene un buen nueve tiene un tesoro, y decidió con un cabezazo de lujo en jugada de laboratorio.

El gol de Luis Suárez ganó en importancia con el empate posterior del Madrid en Elche, pinchazo que interrumpe una marcha de seis victorias ligueras consecutivas. Zidane repitió con los del sprint salvo el refresco de dos puestos, el ala izquierda, que confió a Marcelo y Asensio. El primero contribuyó en el ataque, pero atrás fue un coladero. Asensio estuvo intermitente. De un tirazo suyo, desviado por Edgar al larguero, vino el gol del Madrid, al cabecear Modric el rebote. Un gol que llegó relativamente pronto, y que por lo mismo confió a los madridistas antes de tiempo. Pensaron que el segundo llegaría solo, pero no. El gol hay que trabajarlo.

Y más ante el Elche, un equipo bien hecho. Almirón, que ayer faltaba por COVID, ha fabricado un buen equipo. Cerró con orden y salió bien. Marcone dio un curso. Al equipo le falta gol, pero Carvajal se lo facilitó con un penalti por agarrón demasiado prolongado y visible que Fidel transformó con seguridad. Lo que siguió fue un ejercicio de impotencia del Madrid. Sólo Modric estuvo realmente bien, Benzema estuvo esta vez apagado, Hazard salió al final y no hizo nada, y los minutos se le escurrieron al Madrid mientras intentaba ataques sin brío ni ingenio. Empate final merecido, para alegría del Elche y del Atlético.