Roglic es el corredor del momento

La Vuelta a España 2020 concluyó en Madrid, que cerró una edición espectacular. Todos los días hemos tenido emoción. Ha habido ataques, llegadas muy atractivas... Noto que la gente se ha enganchado. Así lo dicen las audiencias televisivas, las redes sociales, la gente con quien hablo. La organización merece una matrícula de honor por haber sacado adelante la carrera en estos tiempos tan complicados. Los resultados están ahí, se ha controlado a la perfección el virus. La estrategia de no pensar más allá de la siguiente etapa ha funcionado, seguro que ha habido muchos contratiempos, pero llegar a Madrid es un éxito mayúsculo.

Primoz Roglic certificó su segunda Vuelta consecutiva, y no es un simple triunfo. Lo hace después de perder el Tour de la manera más trágica. El esloveno no se rindió, y vino a España, donde ganó cuatro etapas y la general. Eso muestra su compromiso con este deporte, lo normal habría sido que desconectase. Es, actualmente, el mejor ciclista de grandes vueltas, ha ganado dos de las últimas tres que ha disputado, y la otra la perdió el último día. El año que viene su objetivo número uno será el Tour, pero sería un gusto verle de nuevo por la Vuelta.