Simeone sabrá retomar el espíritu de Anfield

La última imagen que se tiene del Atleti es la de un grupo unido y entusiasta fundido en un abrazo en un fondo de Anfield. Un equipo con vigor y con ilusión que acababa de eliminar al campeón de Europa y afrontaba el sueño de ganar esa Champions que la historia le debe al club y a su afición. Retomar ese espíritu de Anfield, esa alegría colchonera que contagió a España entera, es una tarea fácil para Diego Pablo Simeone. Retomar ahí en ese punto la clase para arrancar con el “decíamos ayer” es la función de un entrenador experimentado. Y así lo estará haciendo el Cholo porque sabe hacerlo.

En Anfield se demostró la calidad de la plantilla del Atleti. Y esa categoría de sus jugadores será decisiva en las once jornadas de Liga que quedan para conseguir el objetivo obligatorio de ser cuarto en la Liga. Que es baja Joao Félix, pues por él pueden entrar Lemar y Vitolo, dos futbolistas extraordinarios que valen lo que se pagó por ellos. Y también podían jugar juntos los tres. Morata, el nueve de España, es una garantía y Diego Costa ha vuelto fino del confinamiento. Giménez, el capitán charrúa, se ha quedado sin sitio y es uno de los mejores centrales del mundo. Igual que Mario Hermoso que también exige un hueco con su inmensa clase. Y qué decir de Marcos Llorente, el héroe de Anfield que demostró que si se cree y se trabaja, se puede. Ahora empieza de suplente otra vez, pero tanto Marcos como el resto serán imprescindibles en los once partidos ligueros y en los que queden de Champions. El Atleti tiene un plantillón y Simeone sabrá utilizarlo. Debe dar importancia a todos sus jugadores para ser cuarto sí o sí. Y para ganar La Primera.