Competición
  • Premier League
  • Liga Portuguesa
Premier League
Liga Portuguesa

Los fugados, el año complicado y la transición

De nuevo algunos sacan ya del cajón los epitafios para la placa del Cholo Simeone después de ver al equipo el sexto de la clasificación con un tercio de Liga jugado. Esos que se hacen trampas al solitario mentado los 243 millones en gastos de fichajes obviando los 280 de los que generaron los fugados e imprescindibles Rodrigo, Griezmann y Lucas Hernández (cuánto te eché de menos ante el Barça). Aunque les puedan las ansias, a principios de diciembre me parece demasiado precipitado, conociendo al técnico argentino y sumando la imagen de los tres últimos partidos, en los que de nuevo la ineficacia fue su peor enemigo, harían bien en devolver esas ansias a su cajón unas semanas. Ante el Barça, al igual que ante la Juve, los rojiblancos no merecieron perder, dando síntomas de mejoría, intercambiando presión alta con recular en campo propio, con un Herrera, que es la nota más positiva de este mes en la zona de creación, marcando ritmo y dando claridad en el juego. El mexicano es, a día de hoy, el futbolista con mayor facilidad para darle agilidad al juego, sus pases rompen líneas de presión sin caer en la horizontalidad y falta de riesgo. Algo que anhelo en el siguiente escalón, ese futbolista que sepa ganar la espalda de los pivotes contrarios, el jugador que se descuelgue y ocupe una línea de pase que facilite la labor a los compañeros y empiece a distribuir en el apartado ofensivo.

Comparto lo que dijo el Cholo allá por el 17 de junio: "Este será el año más complicado". Las ausencias de Filipe Luis, Juanfran y Godín, más las de los fugados, hacen que sea la temporada más difícil desde que llegó. Eso sí, lo que más me sorprendió de todo el pack del partido ante el Barça es oír a Simeone mentar una palabra que no encuentro en el diccionario cholista, "transición", algo para mí contradictorio con el lema partido a partido, donde cada minuto es una vida, el de rebelarse ante las adversidades priorizando el presente. Será un error o que yo no he entendido el mensaje, porque, conociendo al Cholo, los parches y las excusas no están en su genética.