Competición
  • Champions League
  • Copa Libertadores
  • Hoy en As

El Barça fue el que salió peor parado

Considerando que partía como cabeza de serie y que eso le aseguraba evitar a los gigantes del torneo, el conjunto de Ernesto Valverde fue el representante español con menos suerte. Quedó emparejado con el rival indiscutiblemente más fuerte del tercer bombo (el Inter) y con el que probablemente lo fuera también en el segundo (el Dortmund). Es evidente que el Slavia no va a tener ninguna opción en el grupo, pero que coincidan tres escuadras fuertes compitiendo por dos plazas nunca es un buen negocio.

El Barça debe pasar, pero sus dos grandes adversarios se sienten revitalizados tras un verano de buenas noticias. Antonio Conte, un especialista en agregar competitividad y entusiasmo, ha despertado un optimismo en Milán que ha logrado minimizar el peso de la más que posible salida de Icardi. En Dortmund, las incorporaciones de Schulz, Hummels y Brandt potencian una plantilla liderada por el desborde del impresionante Sancho y el acierto goleador de un Alcácer renacido.

Para el Madrid, aunque el PSG siga siendo un candidato al título incluso si vende a Neymar, el potencial de los otros dos contendientes debería garantizar un camino plácido hacia los octavos de final. Puede estar en discusión la primera plaza, porque los franceses por fin han fichado aquello que necesitaban (un buen central como Diallo y centrocampistas como Gueye y Herrera para dar solidez y empaque a un bloque que se partía a menudo, además de a Sarabia) y no sólo se han fijado en los nombres. Pero ni el Brujas, en el que Hans Vanaken se está erigiendo en un faro que reclama ya un puesto en la selección belga, ni el Galatasaray, que por ahora no ha conseguido acoplar aún a sus fichajes mediáticos como Babel, Nzonzi o Seri, parecen capacitados para optar a algo más que a la plaza de Europa League.

El Atlético se medirá al rival más fuerte de todos, una Juventus más temible que aquella que lo eliminó. El doble duelo ante el Leverkusen será clave, porque los alemanes han sabido sustituir a Brandt firmando a Demirbay y a Amiri y además han retenido a Havertz y a Bailey. Pero son un conjunto muy ofensivo, a veces casi radical con el sello de Peter Bosz, ex técnico del Ajax, y eso suele venirle bien al equipo de Simeone. El Lokomotiv no debería contar, pese a que la cesión de João Mario elevará la creatividad de un cuadro que era muy plano.

El Dortmund es mejor esta temporada con los fichajes que ha hecho.

Buen sorteo para el Valencia viniendo del tercer bombo. El Chelsea sancionado y post-Hazard está en reconstrucción; el Ajax ha sudado tinta para superar al PAOK y al APOEL en las previas tras vender a De Ligt, De Jong y Schöne, y el Lille traspasó a su figura Pépé al Arsenal, aunque celebra el buen arranque de su joven delantero Victor Osimhen. Ninguno de los tres es asequible, pero tampoco inabordable.