Competición
  • Vuelta a España
  • Serie A

Hay sillas que ocupar

La Selección de baloncesto disputa este viernes en Pamplona su primer partido de preparación para el Mundial de China. Lo hará sin Pau Gasol, que se recupera de una inoportuna lesión. Sin Nikola Mirotic, que no encuentra la motivación para volver a vestir la camiseta de España. Sin Serge Ibaka, hace tiempo perdido para la causa. Sin Sergio Rodríguez, que reclama un descanso veraniego a sus 33 años. Y sin varios de los asiduos en las Ventanas, como Sebas Saiz y Fran Vázquez, que no han sido convocados para la preselección. A unos hay que desearles un buen restablecimiento. A otros, directamente olvidarlos. Y al resto, reconocerles los servicios prestados. Gracias a estos últimos estamos aquí. Sin los héroes de las Ventanas, ni habría Mundial, ni opción de Juegos Olímpicos.

Hay otros jugadores de las Ventanas que sí han encontrado hueco en esta Selección, encabezados por Quino Colom, y que pelean por entrar en la lista final. Como dice Sergio Scariolo, "hay bastantes sillas todavía por ocupar". Es el momento de cerrar en un sobre lacrado el capítulo de los ausentes y de hablar del vigente grupo, que mantiene una rebosante calidad. No es el mismo del título mundial de 2006, ni del triplete europeo, ni de las tres medallas olímpicas. Aquel fue un equipo de ensueño. Irrepetible. Algunos permanecen operativos, otros envejecen, varios se han retirado. Pero hay clase sobrada para continuar aspirando al podio y a las dos plazas continentales que darán acceso directo a Tokio 2020. El desafío pega este viernes ante Lituania su primer salto. Un desafío mundial.