Competición
  • Europa League
  • LaLiga SmartBank
  • Copa Argentina
Europa League
Cluj Cluj CFR

-

Lazio Lazio LAZ

-

Rennes Rennes REN

-

Celtic Celtic CLT

-

Standard Standard SDL

-

Guimaraes Guimaraes VGU

-

APOEL APOEL APO

-

F91 Dudelange F91 Dudelange DUD

-

Copenhague Copenhague CPN

-

Lugano Lugano LGA

-

Eintracht Fr. Eintracht Fr. EFR

-

Arsenal Arsenal ARS

-

LASK LASK

-

Rosenborg Rosenborg RSG

-

Dinamo Kiev Dinamo Kiev DKI

-

Malmö Malmö MAL

-

Basilea Basilea BSL

-

FC Krasnodar FC Krasnodar KRA

-

PSV PSV PSV

-

Sp. Portugal Sp. Portugal SPL

-

Rangers Rangers RAN

-

Feyenoord Feyenoord FEY

-

Wolves Wolves WVH

-

Braga Braga BRG

-

Roma Roma ROM

-

Basaksehir Basaksehir BAS

-

B. MGladbach B. MGladbach BMO

-

WAC WAC

-

Wolfsburgo Wolfsburgo WOL

-

Oleksandria Oleksandria OLK

-

Gent Gent GNT

-

Saint-Etienne Saint-Etienne SET

-

Partizán Partizán PTZ

-

AZ Alkmaar AZ Alkmaar AZ

-

Sl. Bratislava Sl. Bratislava SLB

-

Besiktas Besiktas BES

-

Ludogorets Ludogorets LRZ

-

CSKA M. CSKA M. CSM

-

M. United M. United MNU

-

FC Astana FC Astana AST

-

Oporto Oporto OPO

-

Young Boys Young Boys YB

-

LaLiga SmartBank
Copa Argentina
EN JUEGO
Godoy Cruz Godoy Cruz GOD

0

River Plate River Plate RP

1

Sportivo Estudiantes Sportivo Estudiantes CSE

-

Barracas Central Barracas Central CAB

-

Canas y gloria en los banquillos

Rejuvenece (o envejece, vete a saber) esa conjunción de glorias recientes y de jóvenes del futuro en ese reencuentro de, por ejemplo, Busquets e Iniesta, Piqué y Villa, en los campos japoneses, en los vestuarios del Sol Naciente, lejos de La Masia o el Camp Nou, donde ellos se juntaron para hacer del Barça o la Selección española espectaculares ejemplos del fútbol. Esos nombres propios ahora juegan en aceras distintas, pero se dan la mano en la historia. Villa e Iniesta, hermanados en el Kobe nipón, se han enfrentado ahora a sus antiguos compañeros, suaves rivales, competidores sin riña.

Fuera de los sentimientos, a esos dos gloriosos delanteros que ahora ya peinan canas se les siguen viendo los modos. Iniesta no ha perdido el genio tranquilo con el que pasa como si estuviera sirviéndole pinceles a Picasso. Y el asturiano se sigue desmarcando con tino, sabiendo lo que vale un centímetro en una jugada. Ya en el banquillo parecían maestros esperando que los miraran para indicarles, con un golpe de ojo, cómo ellos lo hubieran hecho. El fútbol es también nostalgia, como la vida, un antiguo álbum de cromos que, por azar, desde Japón, cobra vida. Gloria y canas, ejemplares seres humanos que divierten sus horas siendo magistrales aún, inolvidables.