Competición
  • Bundesliga
  • Liga Portuguesa
Bundesliga
Liga Portuguesa

Hay que ser cauto con esta lesión

Hemos comentado ya en varias ocasiones que las pretemporadas son épocas proclives a las lesiones graves de rodilla. Y esta pretemporada no podía ser menos. Ya hay unos cuantos jugadores de Primera y Segunda que han sufrido la temida lesión del ligamento cruzado. En el caso de Asensio se une la de menisco externo, con lo cual, hay que ser más reservado todavía con el pronóstico. Los ligamentos cruzados forman parte del pivote central de la rodilla y controlan los desplazamientos de la tibia sobre el fémur, tanto en las rotaciones como en el sentido antero-posterior. Es decir, son los responsables de la estabilización de la rodilla. En el caso de Asensio, la intervención quirúrgica no debe demorarse mucho, ya que al tener también lesionado el menisco hay que ver la posibilidad de suturarlo, y lo ideal es que no pase más de un mes para obtener mejores resultados.

Luego debe iniciarse un tratamiento intensivo de rehabilitación para ganar movilidad y potencia muscular, ya que con frecuencia la atrofia del cuádriceps se hace más que evidente. La vuelta a los terrenos de juego oscila entre los ocho y los nueve meses. Si bien, el nivel de juego que tenía antes de la lesión no se consigue hasta pasado un año de la misma. Hay casos en que no vuelven a la actividad deportiva o al nivel que tenían antes de la lesión, pero son poco frecuentes.