Segunda les debe una oportunidad

Castilla o Cartagena, uno de los dos se quedará hoy en el camino. Cerrará la temporada lamentándose de lo que implica purgar otra temporada en Segunda B. Tanto los albinegros como el filial blanco son, sin duda, dos de los equipos inmersos en playoff (junto a Racing o Hércules, entre otros) más exigidos. El Castilla, que parece levantarse tras un par de temporadas con dudas, se topará con un Cartagena al que el destino le debe un ascenso. La forma dramática en la que el Majadahonda se lo arrebató (con un autogol en el 97’) y luego cómo cayó ante el Extremadura son el mejor ejemplo.

Hace justo una década el Cartagena saltaba a Segunda en Alcoy tras más de 20 años de fango y en esta ocasión (no tanto por la efeméride sino por lo que han construido Paco Belmonte y Manolo Breis tras coger un club al borde de la desaparición) esperan buenas noticias. No se le dan especialmente bien los cruces al club portuario, tres eliminaciones (la otra contra el Barça B) en los dos años previos, pero el factor ambiental debe meter miedo a los chavales del filial. Luego el fútbol pondrá a cada uno en su sitio, aunque ya se sabe que más de una perla madridista en dos años estará jugando en Primera. Una pena que Cartagena o Castilla se queden fuera tan pronto, pero así es el playoff.