Competición
  • Champions League
  • LaLiga SmartBank

Del arquero Carrizo al portero Casillas

‘El día del arquero’ era un dicho argentino de toda la vida, que venía a traducirse por nunca. “Te pagará lo que te debe el día del arquero” o “Ése se va a casar el día del arquero” o “Esa calle la acabarán el día del arquero”. El día del arquero era jamás. En el imaginario argentino, el arquero era el huevón, el que iba al arco por gordito o por inútil, el patadura que no podía jugar de otra cosa en los ‘picados’. Así hasta que el Senado de la Nación Argentina decidió crear un ‘Día del Arquero’, el 12 de junio, fecha de nacimiento del gran Amadeo ‘Tarzán’ Carrizo, contemporáneo de Di Stéfano, con el que empezó en las inferiores de River.

Seguro que de ahí le llegó al Mono Burgos la inspiración para esta solicitud que ha lanzado aquí, bien acogida por Rubiales, de hacer un ‘Día del Portero’ en España, el 20 de mayo, natalicio de Iker Casillas. Me gustan muchas de las cosas que hace Rubiales, que recupera para el fútbol romántico que encuentro justo y necesario. Me gustan tanto como me disgustan otras, como este follón en que nos hemos metido con la transmisión de la Copa, al que no veo más motivo que la amistad de Roures con Tebas, cuestión por lo visto inhabilitante a ojos de la Federación para optar a la transmisión del partido. A ver cómo acaba esto.

Carrizo fue un grande, un innovador que ocupó el área, sacó con ventaja para sus compañeros cuando tuvo el balón y a eso unió una agilidad para casos extremos que le valió el apodo de ‘Tarzán’. Aún vive, ya nonagenario. Casillas ha sido la máxima expresión del instinto en la portería, el descifrador de situaciones imposibles para salvar el gol. Todavía hay un tercero, el colombiano Miguel Calero (ante el que Palermo falló tres penaltis), fallecido prematuramente, con su día del arquero, el 14 de abril, día de otro significado en España. Así que el portero (el arquero) ya no es el tonto de la pandilla, sino alguien digno de efemérides.