El último servicio del capitán

Era su día. El que nunca olvidará. Tras ocho años en el club y 181 partidos con la camiseta azulgrana (el tercer jugador de la historia con más partidos en Primera con el Levante), Pedro López se despidió de la que ha sido su casa durante todo este tiempo. Poco importaba ayer ganar o perder. El trabajo estaba hecho. Era día para disfrutar y él lo hizo. En su último servicio al levantinismo al que había dejado en Primera tras sellar la permanencia en Montilivi, precisamente, con él como protagonista. Justo y merecido.

Como también lo hubiera sido para otros muchos de otras épocas. O incluso de la presente. Porque con sus vaivenes, la temporada del Levante se ha de considerar exitosa. Sumarán un año más en Primera. Su fútbol y su propuesta ha maravillado en muchas ocasiones (también desquiciado en otras, por supuesto). Y ha mostrado al mundo entero jugadores como Morales, Campaña, Rochina, Roger, Vezo, Coke o Aitor Fernández. Sin quitar méritos al resto, que también los tienen, éstos, junto a Bardhi en el último tramo erigiéndose en el héroe de Montilivi con su gol que significó la salvación, han dejado su huella. El Comandante por motivos obvios. Y el pistolero por sus 13 goles (uno más ayer) que le colocan como uno de los mejores realizadores españoles del curso. Se dice pronto. La calidad de los dos mediocentros ha quedado fuera de dudas. Y Vezo se ha reencontrado con su mejor versión en Orriols donde Coke se ha hecho uno de los jefes.

0 Comentarios

Normas Mostrar