Competición
  • Europa League
  • Copa Libertadores
  • Copa Argentina
Europa League
FC Astana FC Astana AST

-

BATE BATE BAT

-

Ararat-Armenia Ararat-Armenia AAR

-

F91 Dudelange F91 Dudelange DUD

-

Malmö Malmö MAL

-

Bnei Yehuda Bnei Yehuda BNY

-

Suduva Suduva SUD

-

Ferencvaros Ferencvaros FER

-

Feyenoord Feyenoord FEY

-

Hapoel Beer Sheva Hapoel Beer Sheva HAP

-

Ludogorets Ludogorets LRZ

-

Maribor Maribor MRB

-

Copenhague Copenhague CPN

-

Riga Riga RIG

-

AEK Atenas AEK Atenas AEK

-

Trabzonspor Trabzonspor TBZ

-

Legia Legia LGV

-

Rangers Rangers RAN

-

Gent Gent GNT

-

Rijeka Rijeka RIJ

-

Estrasburgo Estrasburgo EST

-

Eintracht Fr. Eintracht Fr. EFR

-

PSV PSV PSV

-

Apollon Apollon PLL

-

AZ Alkmaar AZ Alkmaar AZ

-

Royal Antwerp Royal Antwerp RAN

-

Steaua Steaua STE

-

Guimaraes Guimaraes VGU

-

Braga Braga BRG

-

Spartak Spartak SPA

-

Celtic Celtic CLT

-

AIK Solna AIK Solna AIK

-

Linfield FC Linfield FC LFC

-

FK Qarabag FK Qarabag QAR

-

Sl. Bratislava Sl. Bratislava SLB

-

PAOK PAOK PAO

-

Torino Torino TOR

-

Wolves Wolves WVH

-

Partizán Partizán PTZ

-

Molde Molde MLD

-

Espanyol Espanyol ESP

-

Zorya Zorya ZOR

-

Copa Argentina
FINALIZADO
San Martín de Tucumán San Martín de Tucumán SMT

0 0

Argentinos Juniors Argentinos Juniors AJ

0 0

Bale sale del Madrid tarde y mal

Hace dos años por estas fechas escribí aquí una columna afirmando que era el momento oportuno para vender a Gareth Bale. Aquel verano, se lo hubieran rifado en la Premier, y el Manchester United de Mourinho estaba como loco por la música. La salida del galés habría supuesto la más que probable llegada de Mbapeé, un fichaje que hubiera sido estratégico para el Madrid. Dos temporadas después, Bale ha jugado ochenta partidos y sólo ha dejado dos momentos para el recuerdo: la chilena en la final con el Liverpool, donde fue suplente, y los tres goles al Kashima en una semifinal del Mundialito. El resto de sus actuaciones han pasado al olvido de lo intrascendente, cuando no de lo grotesco.

El supuesto caballo no tuvo ni arrancada de burro, y de su grupa se han bajado ya hasta sus más acólitos defensores. El primero, Zidane, que en sus inicios en el cargo lo trató como indiscutible, luego lo dejó en el banquillo en los partidos clave y ahora no lo aguanta ni en el vestuario. Pero claro, ahora hay que ir al mercado con un producto caro y sospechoso, del que se van a mirar con lupa la estadística y la trazabilidad. Te va a tocar rebajar el precio bastante, colocarlo en una operación rara o, en el mejor de los casos, cambiarlo a pelo por otra pieza que te pueda interesar. Y todo eso contando con que el futbolista colabore y asuma que su etapa aquí ha terminado, cosa que en su entorno no terminan de entender. Sea como fuere, su salida será una alivio en todos los aspectos.