Competición
  • Premier League
  • Serie A
Premier League
Serie A

La estabilidad de Caparrós y Lo Celso de ‘falso nueve’

El rearme. El tránsito agitado de Sevilla y Betis durante la temporada eleva la temperatura futbolística del derbi, con Europa en juego y dos inquilinos en el banquillo al que les separan su forma de entender el juego. Los cuatro partidos de Caparrós han relanzado al Sevilla. Ha dejado a un lado el sistema de tres centrales y dos carrileros de Machín por el 1-4-4-2 y ha construido un equipo más estable y menos agresivo en la presión. Sólo ha recibido un gol de penalti contra el Valencia, provocado por el experimento fallido de situar a Banega en la banda derecha que Caparrós ya rectificó ante el Alavés y Valladolid. Más dificultades está encontrando para encajar su modelo ofensivo. Apenas se observa un patrón definido en los cambios de orientación hacia Sarabia y la profundidad de Navas para hacer bascular a las defensas y limpiar el carril central para los delanteros y los centrocampistas. El Sevilla arremete con centros laterales (17 por partido), un tipo de jugada que vence al Betis muchas veces por sus insuficientes vigilancias sobre los posibles rematadores. Los duelos ante el Rayo o la Real Sociedad señalaron esta debilidad verdiblanca.

Dudas e incógnitas. El Sevilla también se apoyará en la constante movilidad de Ben Yedder y Munir para distraer las referencias defensivas. Los dos se tirarán al espacio libre entre el central y el carrilero que tanto perjuicio ha causado al Betis este curso. Setién podría modificar el dibujo y decidirse por el 1-4-2-3-1 que utilizó mismamente en la última salida ante la Real Sociedad. Con Tello por delante de Junior en la izquierda, fijaría las incorporaciones de Navas y sostendría mejor las distracciones defensivas del lateral. Si a alguno de los dos les toca actuar como carrileros, Sarabia y Navas podrían desequilibrar por ese costado. También Caparrós duda entre buscar la amplitud con Promes en una banda o bien confiar en Roque Mesa, finísimo de cara al gol, para replicar las fuerzas béticas en el mediocampo. Esta apuesta podría complicar la circulación rival. Los de Setién han repetido todo la temporada errores en lugares poco indicados que le han costado goles en contra (19 pérdidas en campo propio). El córner del 1-1 del Villarreal derivó de una equivocación de Tello.

Posibilidades béticas. Además de disfrazar sus defectos atrás, el éxito del Betis en el derbi dependerá de su capacidad para hacer salir al Sevilla de su zona de confort. Aunque no lo parece por su permanente intención de tener el control del balón, el equipo de Setién se siente muy cómodo en las transiciones (diez goles a la contra en LaLiga). Los desmarques en apoyo de Canales, Joaquín, Lo Celso o el mismo Jesé a la espalda de los centrocampistas dan una salida perfecta para iniciar los ataques acelerados. Gonalons se ve apurado en el Sevilla por calcular mal cuando debe saltar a la presión y descuidar sus territorios de influencia. Sucedió contra el Valencia donde los de Caparrós permitieron demasiados contraataques. La labor de Jesé y Lo Celso también será fundamental. El canario cae a la izquierda y deja el espacio central libre para el argentino, que hace las veces de ‘falso nueve’. El doblete de Lo Celso ante el Villarreal sacó lo mejor de esta maniobra que no siempre funciona. En el derbi la necesita el Betis como el Sevilla precisa mantener la regularidad defensiva alcanzada con Caparrós.

0 Comentarios

Normas Mostrar