Competición
  • LaLiga Santander
  • LaLiga SmartBank
  • MotoGP
  • Liga Endesa ACB
  • Premier League
  • Serie A
  • Bundesliga
  • Ligue 1
  • Liga Holandesa
  • Moto3
Liga Endesa ACB
FINALIZADO
Baxi Manresa MAN

61

Iberostar Tenerife TEN

81

FINALIZADO
Kirolbet Baskonia BAS

84

Coosur Real Betis BET

73

FINALIZADO
Montakit Fuenlabrada FUE

75

UCAM Murcia MUR

74

FINALIZADO
Valencia Basket VAL

63

Unicaja MAL

79

Premier League
Liga Holandesa
FINALIZADO
Zwolle Zwolle ZWO

3

ADO Den Haag ADO Den Haag ADO

1

FINALIZADO
FC Emmen FC Emmen EMM

2

Fortuna Sittard Fortuna Sittard FSI

1

FINALIZADO
Groningen Groningen GRO

2

Sparta de Rotterdam Sparta de Rotterdam SPR

0

FINALIZADO
Feyenoord Feyenoord FEY

1

Heracles Heracles HCL

1

Pogba nos dirá lo que manda Zidane

Ya en su segundo año, Zidane pidió a Pogba, con cierta insistencia, y Florentino no atendió esa petición. Era muy caro y no le entusiasmaba, cosa que no me extraña, porque no es el tipo de jugador que le gusta. Florentino prefiere con mucho a los jugadores refinados, de buen pie, como decimos ahora, frente a los potentes rendidores que carecen de encanto. Si recuerdan, en sus inicios rechazaba incluso fichar centrales, a los que consideraba abruptos pateadores de cuero hacia ninguna parte. Alguien muy próximo a él me contó un día que llegó a soñar con un equipo en el que Beckham fuera lateral derecho, Zidane líbero, Totti medio centro y de ahí para adelante Owen, Henry, Ronaldo, Figo...

Pero ahora regresa Zidane como salvador de Florentino, que enfrascado en su proyecto de lata de sardinas gigante ha dejado derrumbarse el equipo. Si Zidane ha aceptado volver y salvarle de esa angustia ha sido a cambio de poderle decir “ya te avisé, no me hiciste caso” y de que él le haya dado vara alta para entradas y salidas. El rediseño de la plantilla exigirá convertir a Bale en un cheque, lo que ya supone una renuncia seria de Florentino, que lo imaginó desplazando y mejorando a Cristiano, y que en pos de ese delirio se quedó sin Mbappé. Ya saben: éste hubiera venido si Bale hubiese dejado libre el hueco, y había destino, porque Mourinho le quería, pero Florentino prefirió mantenerlo.

Bale un cheque, decía. El primer gasto caro que quiere hacer Zidane es de nuevo Pogba, y no se recata en decirlo. Hace poco, en la misma conferencia de prensa en la que rehusó hablar de Mbappé “porque está en otro equipo”, elogió las prendas de Pogba, que también está en otro equipo. Zidane es prudente y discreto, sólo se sale del papel para cosas tajantes, como cuando dijo no a Kepa. Y ahora insiste en Pogba, jugador potente, de ida y vuelta, salto potente, velocidad, pero sin esa magia que le hace tilín a Florentino. Que Zidane consiga o no su propósito nos dirá a las claras si ha vuelto de verdad con vara alta o si Florentino, una vez pasado el susto, ha cambiado de idea.