Competición
  • Champions League
  • Copa Libertadores
Copa Libertadores

La mitad de la Champions es la Premier

Mientras resuenan los ecos del zapatazo de Cristiano ante el Atlético (“La Ira de Dios”, tituló ‘La Gazzetta’), surge otro trueno en la Champions: el Liverpool se paseó por Múnich, ganó 1-3 con un fútbol de empaque y completó el póker de cuartofinalistas ingleses en la Champions. Junto al Liverpool, estarán mañana en el bombo el Manchester City, el Manchester United y el Tottenham. La otra mitad se la reparten cuatro países, entre los que no está Alemania, cuyo buque insignia naufragó ayer, veinticuatro horas después de la demolición del Schalke ante el City. Los cuatro, ya saben, son Barça, Oporto, Ajax y Juventus. Manda la Premier.

Venimos de años en que nuestros equipos partían el bacalao, pero ahora sólo nos queda el Barça, que se quitó al Olympique de Lyon con goleada. Abrió el marcador con un penalti fabricado por Luis Suárez, según descubrió Iturralde. La verdad es que a mí a primera vista me pareció penalti, así que admito el error del árbitro. En todo caso, el Barça fue mejor en los dos partidos. Los goles que allí no le entraron, y bien que los mereció, sí los pudo meter anoche. A falta del Madrid y del Atlético, caídos ambos por causa de Cristiano, indirecta en el primer caso, directísima en el segundo, lo único madrileño que nos queda en carrera es Casillas.

Volvamos a la Premier. La tengo por nuestra rival, y cada poco me fijo en el ‘ranking’ UEFA. que dominamos de largo. ¿Por qué esta reacción? Hace unos pocos años aún estaba adormecida en manos de técnicos mayores, tipos castizos, de viejos métodos y latiguillos graciosos en la prensa. Poco a poco se ha ido abriendo a influencias como Guardiola, Klopp y Pocchettino (tres de los clasificados, el otro es Solskjaer, aún principiante, pero también de nuevo cuño) y ha dado el salto en el tiempo que muchos venían reclamando. Como además hay dinero para fichar grandes jugadores, ahí está la Premier: ocupando media Champions.