Undiano perdonó la roja a Ramos

Amarillas. A Undiano no le tembló el pulso y enseñó en el 2’ la amarilla a Busquets, condicionado el resto del partido. Acertó después de que hiciera una entrada por detrás sobre Kroos.

Penaltis. En el primer tiempo hubo dos jugadas polémicas para ambos equipos. Reguilón, en el 29’, se cayó en el área y Undiano acertó al no señalar penalti. Se pedía la amarilla por tirarse, pero en el VAR se vio que hubo contacto. Si se la hubiera mostrado, el Comité de Competición se la hubiese quitado después. Y en el 35’, el balón le da en la mano a Carvajal en una jugada en el área culé, pero no fue penalti porque el lateral no pudo quitar su brazo. Acertó Alberto.

Ramos. Sergio Ramos debió ser expulsado justo antes de irse del descanso. El capitán del Madrid sacó el codo y golpeó Messi, que se hizo daño en el labio. El VAR le tendría que haber avisado a Undiano de la jugada para que fuese a revisarla porque posiblemente no lo vio en directo. Aunque pitó el descanso, podría haber expulsado a Ramos igualmente.

Protestas. Los árbitros, en este caso Undiano Mallenco, deberían castigar que los futbolistas les protesten con tanto descaro. Un buen ejemplo de esto lo tenemos con Jordi Alba, Piqué, Suárez o Ramos. Carvajal vio bien la amarilla por protestarle...