Temas del día Más temas

Ha crecido encima de una tabla

A menudo, y en estos Premios As 2018 tenemos muchos ejemplos, usamos la palabra pionera para hablar de mujeres que rompieron barreras, lograron éxitos y dieron a conocer su deporte. En el caso de Gisela Pulido, el significado de este concepto se lleva al extremo. Porque pocos sabían a qué disciplina se referían aquellas noticias que se publicaban a principios de este siglo sobre una chica española que se había convertido en campeona mundial... ¡con diez años! Esa precocidad llamaba la atención, como lo hacía su deporte cuando se contemplaba cómo aquella niña era capaz de volar sobre las olas con una cometa e imponerse en las competiciones a rivales mucho mayores. Aunque nadie podía ni siquiera imaginar que esas cometas inundarían las playas españolas pocos años después.

Sólo hay que darse un paseo por las playas tarifeñas, donde Gisela encontró su paraíso del kitesurf y montó su escuela, acercarse a lugares que son mecas como Valdevaqueros o Los Lances, para darse cuenta de la dimensión que ha alcanzado esta disciplina prácticamente desconocida antes de que aquella prodigiosa chiquilla nos advirtiera de su existencia. Y año tras año, cuando iba sumando un título mundial tras otro, aquella niña se hacía mujer encima de su tabla mientras su deporte se popularizaba. Gisela Pulido y el kitesurf crecieron de la mano, sin ni siquiera intuir en que algún día, en concreto en los Juegos de París 2024, ese deporte llegaría a entrar en el programa olímpico. Ahora se encuentra inmersa en otros proyectos, pero que representara a España en esa cita no haría más que cerrar el círculo.

0 Comentarios

Normas Mostrar