Amistosos de Clubes
Trabzonspor TBZ

-

Lokomotiva Zagreb

-

Besiktas BES

-

Reading REA

-

ATP Bastad
Fernando Verdasco Fernando Verdasco
-
Lorenzo Sonego Lorenzo Sonego
-
Juan Ignacio Londero Juan Ignacio Londero
-
Gastao Elías Gastao Elías
-
Radu Albot Radu Albot
-
Pedro Sousa Pedro Sousa
-
Denis Istomin Denis Istomin
-
Mikael Ymer Mikael Ymer
-
Roberto Carballes Baena Roberto Carballes Baena
-
Simone Bolelli Simone Bolelli
-
Horacio Zeballos Horacio Zeballos
-
Federico Delbonis Federico Delbonis
-
Thiago Monteiro Thiago Monteiro
-
Elias Ymer Elias Ymer
-
Gerald Melzer Gerald Melzer
-
Corentin Moutet Corentin Moutet
-
John Millman John Millman
-
Guido Andreozzi Guido Andreozzi
-
Zdenek Kolar Zdenek Kolar
-
David Ferrer David Ferrer
-
ATP Umag
Albert Ramos-Vinolas Albert Ramos-Vinolas
-
Nino Serdarusic Nino Serdarusic
-
Maximilian Marterer Maximilian Marterer
-
Franco Skugor Franco Skugor
-
Paolo Lorenzi Paolo Lorenzi
-
Evgeny Donskoy Evgeny Donskoy
-
Felix Auger-Aliassime Felix Auger-Aliassime
-
Alexey Vatutin VAT
-
Rogerio Dutra Da Silva DUT
-
Robin Haase Robin Haase
-
Dusan Lajovic Dusan Lajovic
-
Nikoloz Basilashvili Nikoloz Basilashvili
-
Maximilian Marterer Maximilian Marterer
-
Nino Serdarusic Nino Serdarusic
-
Stefano Travaglia TRA
-
Jiri Vesely Jiri Vesely
-
Benoit Paire Benoit Paire
-
Marton Fucsovics Marton Fucsovics
-
Aljaz Bedene Aljaz Bedene
-
Joao Sousa Joao Sousa
-
Marco Trungelliti TRU
-
Franco Skugor Franco Skugor
-
Martin Klizan KLI
-
Nicolás Jarry Nicolás Jarry
-
ATP Newport
Sergiy Stakhovsky Sergiy Stakhovsky
-
Jason Jung Jason Jung
-
Juan Cruz Aragone ARA
-
Marcel Granollers Marcel Granollers
-
Christian Harrison Christian Harrison
-
Alex Bolt BOL
-
Ramkumar Ramanathan Ramkumar Ramanathan
-
Victor Estrella Burgos EST
-
Ryan Harrison Ryan Harrison
-
Nicolas Mahut Nicolas Mahut
-
Marcos Baghdatis Marcos Baghdatis
-
Gilles Muller Gilles Muller
-
Bernard Tomic TOM
-
Dudi Sela Dudi Sela
-
Ivo Karlovic Ivo Karlovic
-
Álex de Minaur Álex de Minaur
-
WTA Gstaad
Leonie Kung KUN
-
Johanna Larsson LAR
-
Sara Sorribes Tormo SOR
-
Valentyna Ivakhnenko IVA
-
Evgeniya Rodina ROD
-
Carina Witthoeft WIT
-
Francesca Schiavone SCH
-
Samantha Stosur STO
-
Viktoria Kuzmova KUZ
-
Martina Trevisan TRE
-
Kathinka Von Deichmann VON
-
Patty Schnyder SCH
-
Antonia Lottner LOT
-
Viktorija Golubic GOL
-
Mandy Minella MIN
-
Tereza Martincova MAR
-
Stefanie Voegele VOE
-
Tamara Korpatsch KOR
-
Elitsa Kostova KOS
-
Anna Kalinskaya KAL
-
Saisai Zheng ZHE
-
Conny Perrin PER
-
Eugenie Bouchard BOU
-
Timea Bacsinszky BAC
-
Alize Cornet COR
-
Silvia Soler-Espinosa SOL
-
WTA Bucarest
Danka Kovinic KOV
-
Mihaela Buzarnescu BUZ
-
Vera Zvonareva ZVO
-
Ekaterina Alexandrova ALE
-
Viktoriya Tomova TOM
-
Irina Bara BAR
-
Irina-Camelia Begu BEG
-
Ons Jabeur JAB
-
Rebecca Sramkova SRA
-
Petra Martic MAR
-
Anastasija Sevastova SEV
-
Dalila Jakupovic JAK
-
Cagla Buyukakcay BUY
-
Sorana Cirstea CIR
-
Laura Siegemund SIE
-
Jasmine Paolini PAO
-
Claire Liu LIU
-
Andreea Rosca ROS
-
Ana Bogdan BOG
-
Anna Karolina Schmiedlova KAR
-

A favor de Luis Enrique

Perdonen que me levante en favor de Luis Enrique Martínez, asturiano, aficionado al fútbol, futbolista, entrenador y ahora seleccionador. Comprendo que aficionados al fútbol, contrarios de toda laya, e incluso colegas suyos, expresen con respecto a él su antipatía, alegando para ello una categoría subjetiva que se repite mucho: que Luis Enrique es antipático. Una vez, en el Bernabéu, por el que transitó siendo madridista, observé que Luis Enrique era especialmente antipático para la grada. Lo entendí perfectamente: vestía de azulgrana, y además lo hacía con entusiasmo. Pero no fue por el entusiasmo que exhibía, sino por la camiseta que llevaba, que un aficionado a nuestro lado (a mi lado estaba el luego Nobel Mario Vargas Llosa) empezó a gritar diatribas contra él. La más frecuente, “¡¡Luis Enrique, Luis Enrique, tu padre es Amuinike!!”

Amunike era un futbolista negro que sufrió, en el Barça, una lesión que le causó su retirada. Cuando escuché los gritos le advertí al señor el hecho (incierto, la verdad) de que Luis Enrique era pariente mío. El señor tuvo la deferencia de empezar a gritar de otro modo y contra otro futbolista. Esa animadversión contra Luis Enrique, pues, no es nueva. Pero me llama la atención que se ponga tanto énfasis en la antipatía como rasgo que define su carácter. Como si para entrenar o seleccionar debas ser tan simpático como Tony Leblanc. Se supondría que con ganar títulos y entrenar mejor que otros ya estaría cumplido el curriculum. Pero a Luis Enrique, además, se le exige que sea simpático. Es muy interesante notar que los periodistas reclaman que Luis Enrique sea simpático con ellos. Caramba con nuestra piel de periodistas que reclamemos caricias de los sujetos de nuestro trabajo. A mí el nuevo seleccionador me resulta una persona educada, capaz de luchar por su puesto y por el club al que sirve; no me lo imagino huyendo de sus responsabilidades ni escudándose en la piel de otros para explicar sus fallos. Y, además, tengo en alta estima a este hombre al que se reclama simpatía. En 1995, cuando él estaba concentrado con sus compañeros antes de un partido de la Selección que ahora cae bajo su mando, publiqué en Alfaguara un libro de cuentos de fútbol cuyo contenido dirigió Jorge Valdano. Se me ocurrió mandar un ejemplar a cada uno de los futbolistas. Una mañana me llamó Luis Enrique. Fue el único que tuvo la gentileza de agradecer la lectura. Su conversación me resultó sosegada y grata, estaba atento al mundo de los libros y me pareció que me convocaba a seguir mandándole más. No le conté ahí lo que había hecho en el campo de fútbol cuando pretendieron insultarle. Pero desde entonces cada vez que le califican de antipático me fijo en aquel recuerdo y opto por salir a favor de Luis Enrique.

0 Comentarios

Mostrar