LaLiga Santander
LaLiga 1,2,3
Serie A
Bundesliga
Liga Argentina
Euroliga
FINALIZADO
Darussafaka DAR

75

Fenerbahce FNB

97

FINALIZADO
Zalgiris ZAL

84

Buducnost Voli BUD

76

FINALIZADO
Panathinaikos PAN

94

Khimki Moscú KHI

85

Copa Libertadores
Liga Holandesa
FINALIZADO
VVV-Venlo VVV-Venlo VVV

0

Heracles Heracles HCL

1

Liga Belga
FINALIZADO
Gent Gent GNT

2

Standard Standard SDL

1

Liga Rumana
FINALIZADO
ACS Sepsi ACS Sepsi SEP

0

Viitorul Viitorul VTR

0

Liga Turca
FINALIZADO
Caykur Rizespor Caykur Rizespor RIZ

3

Yeni Malatyaspor Yeni Malatyaspor YEN

0

FINALIZADO
Göztepe Göztepe GÖZ

1

Trabzonspor Trabzonspor TBZ

3

NBA
FINALIZADO
Cleveland Cavaliers CLE

111

Phoenix Suns PHX

98

FINALIZADO
Philadelphia 76ers PHI

106

Miami Heat MIA

102

FINALIZADO
Brooklyn Nets BKN

99

Portland Trail Blazers POR

113

FINALIZADO
Milwaukee Bucks MIL

98

Boston Celtics BOS

97

FINALIZADO
Los Angeles Lakers LAL

111

Houston Rockets HOU

106

FINALIZADO
Golden State Warriors GSW

125

Sacramento Kings SAC

123

Clasificación Mundial - Europa
Holanda HOL

-

Lituania LIT

-

Italia ITA

-

Hungría HUN

-

FINALIZADO
Turquía TUR

77

Eslovenia ESL

58

FINALIZADO
Ucrania UCR

74

Montenegro MON

76

FINALIZADO
Croacia CRO

69

Polonia POL

77

Zizou y la dictadura del momento

Zizou y la dictadura del momento

Cuando era todavía un adolescente inquieto no paraba de leer dos libros: ‘El profeta’, de Khalil Gibran y ‘Cartas a un joven poeta’, de Rainer María Rilke. Hablando del tiempo, el primero dijo que “ayer sólo es la memoria de hoy y mañana es el sueño de hoy” y el segundo, que “el verano sólo llega para los que saben esperar, tan tranquilos y abiertos como si tuvieran la eternidad por delante”. Al estar sentado ayer enfrente de Zinedine Zidane en la sala de Prensa de Valdebebas y al escucharle contestar a una interesante pregunta, me acordé de estas dos frases de mi juventud. Una época de la vida durante la cual, justamente, la noción del tiempo aparece relativamente confusa. “¿Es éste el Madrid de Zidane?”, quiso saber un compañero. El míster del equipo blanco no lo negó, pero reconoció que sólo el tiempo podría valorar si lo que está realizado en el Madrid merece o no llevar su nombre para toda la historia.

Tiene razón mi compatriota y no creo, para nada, que su análisis sea el fruto de lo que solemos llamar la “falsa modestia”. Zizou es totalmente consciente de que está haciendo algo excepcional y que un tercer título de campeón de Europa le pondría ya en el club privado de los grandes entrenadores. Pero sabe que todo éxito se debe instalar durante cierto periodo para que su mano, sus métodos y su sentido táctico sean reconocidos definitivamente como responsables de esta época dorada. Zidane pide tiempo, tranquilidad y contextualización. Algo muy inusual en este mundo de Twitter, de las breaking news y de la dictadura del momento.

0 Comentarios

Mostrar