Y ahora, a tomar Turín

Y ahora, a tomar Turín

Sin concesiones. Recuerdo que el partido de Cornellà me enfureció especialmente (y a muchos madridistas) porque Zidane sacó un once con una rotación tan extrema que acabó costándonos una derrota absurda y dolorosa. LaLiga puede estar perdida, por duro que sea aceptarlo, pero el Madrid tiene un ADN que le obliga a ir siempre a ganar sea en el contexto que sea. El mensaje sí lo descifró bien Zizou en este Sábado de Pasión ante el equipo de Paco Jémez, angustiado por una situación que le tiene al borde del abismo. Cierto que en Madrid se quedaron Carvajal (sancionado), Ramos, Marcelo, Kroos y Cristiano (tienen plaza fija en Turín) e Isco (levemente tocado). Pero del resto que sí viajaron a esta paradisíaca isla, puso sobre la tarde soleada canaria el mejor once posible. De nuevo apostó por la fórmula con dos extremos abiertos (en este caso Lucas Vázquez y Bale), con Asensio de mediapunta y Benzema, de capitán en su partido 400, jugando de delantero centro (aunque ya sabemos que Karim no ejerce como tal y se vio en la segunda parte del partido...). Funcionó. Tres puntos y tres goles más a la mochila antes de hacer la maleta para el duelo del martes con la Juve. Ahí sí que nos jugamos los cuartos. Nunca mejor dicho...

Nacho, daño colateral. Pero el triunfo dejó un borrón que nos entristece por tratarse de un deportista y una persona excepcional. Nacho, hasta donde llega mi memoria, jamás había tenido un percance. Nunca faltó a un entrenamiento. Nunca tuvo que ponerse en manos de los médicos. Ni una lesión desde que es profesional. En este 31 de marzo de 2018 le tocó estrenarse en el infortunio. Dolió más verle sufrir en el banquillo. Parece algo de los isquios. Ojalá no sea grave. Sólo trasladarte mi admirado Nacho el sentir de todo el madridismo: recupérate pronto porque no sólo eres necesario para el Madrid, también para España. Te queremos ver levantando tu cuarta Champions con el Madrid y defendiendo la camiseta de España en el Mundial de Rusia. ¡Ánimo, jabato!

Bale, esta vez ‘yes’. Desde que se vio suplente en París ha cambiado su semblante. Se siente suplente y con eso no contaba después de varios años de titularidad “innegociable”. Pero eso le ha espoleado el orgullo. Lleva una racha goleadora llamativa y con su doblete ante Las Palmas suma 14 goles oficiales en este curso, sólo por detrás del inalcanzable Cristiano (37). Pero Zizou ya ha perdido la fe en él. Se notó incluso cuando le preguntaron a Zidane por él tras el partido. No le regala los oídos. Ya no van de la mano...

El orgullo de Calleri. Jonathan Calleri nació en Buenos Aires. Tiene coraje, orgullo, es canchero, se pega hasta con su sombra, no se rinde pese a la adversidad que arrastra a su equipo, pelea todas... Mereció el premio del gol.

Lanzados a Turín. La afición ya ha activado el modo Champions. El partidazo del martes contra la Juventus ocupa todas las conversaciones. Ojo a los italianos a doble partido. No van a regalar nada. Va a ser duro y hay que ir a Turín sin la vitola de favoritos. Con humildad y máxima concentración. Me lo recuerdan las peñas de Gibraleón y Gáldar Corazón Blanco (¡eres grande Toni!). Y un abrazo muy especial para mi maravillosa pandilla de la adolescencia, los Vandecopas de Herencia. Esta semana me recordaron que la amistad, al igual que el fútbol, sí tiene memoria. Y casi todos son vikingos. Manchegos, con vosotros al fin del mundo.

 

0 Comentarios

Normas Mostrar